Una estatua excepcional

Encuentran un busto de Ramsés II

En el barrio de Mit Rahina, cerca de Menfis, la antigua capital de Egipto, unas excavaciones clandestinas han sacado a la luz la parte superior de una estatua de Ramsés II tocada con el símbolo del ka, lo que la convierte en la primera escultura de piedra de este tipo que se ha localizado nunca.

El hallazgo ha tenido lugar en una finca privada y el propietario ha sido detenido por realizar excavaciones arqueológicas clandestinas.

Foto: Consejo Supremo de Antigüedades de Egipto

En Mit Rahina, cerca del yacimiento de Menfis, la antigua capital de Egipto durante el reino Antiguo (2543-2120 a.C.), a unos veinte kilómetros de El Cairo, se ha registrado un hallazgo sorprendente: un busto de granito rojo que representa al faraón Ramsés II (1279-1213 a.C.). El descubrimiento se ha realizado en los terrenos de una finca privada, cuyo propietario ha sido detenido por realizar excavaciones arqueológicas clandestinas.

Surgida del barro

La pieza, que se encuentra en bastante buen estado de conservación, mide 105 centímetros de alto y 55 de ancho, y representa a Ramsés II luciendo el símbolo del ka, la fuerza vital o espíritu para los antiguos egipcios. Se trata de dos brazos alzados, con las palmas de las manos mirando hacia adelante, situados sobre la cabeza de la estatua del faraón. Este hallazgo es, según los arqueólogos, muy importante, puesto que sólo se conserva una estatua real que porte este símbolo: la de rey Hor I, de la dinastía XIII (1759-1630 a.C.), una pieza de madera que se expone en el Museo Egipcio de El Cairo.

El hallazgo de este busto de Ramsés II es muy importante puesto que sólo se conserva una estatua real que porte este símbolo: la de rey Hor I, de la dinastía XIII.

Mustafa Waziri, secretario general del Consejo Supremo de Antigüedades de Egipto, ha destacado que "este descubrimiento arqueológico es uno de los más raros que se han registrado. Se trata de la primera estatua de granito con el símbolo del ka de la que se tiene constancia". En las inmediaciones, los arqueólogos han exhumado también un grupo de diecinueve bloques de granito rojo y piedra caliza con relieves que muestran a Ramsés realizando el ritual Heb Sed, un jubileo real que se realizaba normalmente cada treinta años y que servía para renovar el poder y la fuerza física del faraón. Los arqueólogos creen que en esta zona posiblemente se alzó un gran templo dedicado a Ptah, dios creador según la teología menfita, que fue uno de los santuarios más importantes de Egipto.

Para saber más

Obeliscos, los emblemas del antiguo Egipto

Obeliscos, los emblemas del antiguo Egipto

Leer artículo

Compártelo