Un tesoro de época Tudor

Encontrado un medallón de oro en Inglaterra con las iniciales de Enrique VIII y Catalina de Aragón

En el condado de Warwickshire, en Inglaterra, un buscador de tesoros aficionado ha descubierto con su detector de metales un colgante de oro con las iniciales grabadas de Enrique VIII y Catalina de Aragón. Una vez dado aviso a las autoridades, se inició una excavación arqueológica de emergencia en el lugar que, sin embargo, no ha proporcionado más hallazgos.

Imagen del colgante de oro encontrado por un buscador de tesoros aficionado.

Imagen del colgante de oro encontrado por un buscador de tesoros aficionado.

Imagen del colgante de oro encontrado por un buscador de tesoros aficionado.

Foto: Historic England

No es ningún secreto que en Inglaterra existe desde hace mucho tiempo una gran afición a la búsqueda de tesoros mediante el uso de detectores de metales. Tanto en la campiña, como en los prados o en las montañas es muy habitual encontrar a personas "armadas" con detectores de metales "barriendo" el suelo la esperanza de algún día hacer el hallazgo de su vida, ya sea por su valor económico (recordemos que en Gran Bretaña las autoridades recompensan a quien avisa de un hallazgo arqueológico) o simplemente por lo extraño de su procedencia. 

Uno de estos "detectoristas", tal como se les conoce popularmente, ha tenido la fortuna de localizar en el condado de Warwickshire, en Inglaterra, mientras realizaba una de sus "operaciones de búsqueda", una joya hecha de oro, con un colgante en forma de corazón unido a una cadena de oro de 75 eslabones. Una pieza de un valor incalculable.

¿Un medallón como premio? 

Los expertos han datado la joya a principios del siglo XVI, concretamente alrededor del año 1521, en la época en la que Enrique VIII de Inglaterra y la princesa española Catalina de Aragón, hija de los Reyes Católicos, eran los monarcas de Inglaterra. La parte frontal del colgante está decorada con la típica rosa Tudor, roja y blanca, entrelazada con un arbusto de granada (los símbolos de Enrique VIII y Catalina de Aragón). En la base puede leerse la inscripción + TOVS + IORS, un juego de palabras en francés para escribir la palabra "siempre" (toujours).

Los expertos han datado la joya alrededor del año 1521, cuando Enrique VIII y Catalina de Aragón eran los monarcas de inglaterra.

En la parte posterior del colgante están grabadas en escritura lombarda (también llamada mayúscula gótica) las iniciales "H" y "K" (Henry y Katherine), unidas por una cinta. Nuevamente, en la base de las iniciales puede volver a leerse la inscripción + TOVS + IORS.Los investigadores creen que esta joya pudo haber constituido un premio o ser un objeto usado por personas que participaban en algún tipo de evento. Según los expertos, este diseño es muy similar a uno que formó parte de un bardo (conjunto de las diferentes piezas que componían la armadura de protección de un caballo) y que se usó en una justa en Greenwich en 1521. 

Para saber más

Catalina de Aragón

Catalina de Aragón: repudiada por el rey, amada por el pueblo

Leer artículo

Un descubrimiento emocionante

Como en todos los casos de hallazgos realizados por "detectoristas", el descubrimiento de este medallón ha sido comunicado al Portable Antiquities Scheme (PAS), un programa de voluntarios a cargo del Museo Británico y Amgueddfa Cymru (Museo Nacional de Gales) que registra pequeños hallazgos de interés arqueológico. Estos, a su vez, informan a Historic England, oficialmente Historic Buildings and Monuments Commission for England (Comisión de Edificios y Monumentos Históricos de Inglaterra), cuya misión es proteger el entorno histórico y el patrimonio de Inglaterra. 

Todos los hallazgos encontrados por los 'detectoristas' son comunicados al Portable Antiquities Scheme.

A la izquierda, retrato de Enrique VIII realizado por Hans Holbein el Joven, y a la derecha, retrato de Catalina de Aragón realizado por Lucas Horenbout.

A la izquierda, retrato de Enrique VIII realizado por Hans Holbein el Joven, y a la derecha, retrato de Catalina de Aragón realizado por Lucas Horenbout.

A la izquierda, retrato de Enrique VIII realizado por Hans Holbein el Joven, y a la derecha, retrato de Catalina de Aragón realizado por Lucas Horenbout.

Foto: PD

Respecto al sensacional hallazgo, Duncan Wilson, director ejecutivo de Historic England, ha declarado que "este hermoso colgante es un descubrimiento emocionante que nos brinda una conexión tangible con Enrique VIII y Catalina de Aragón y enriquece nuestra comprensión de la corte real inglesa en ese momento histórico concreto". 

Para saber más

Enrique VIII

Enrique VIII, Amor y venganza en la corte de los Tudor

Leer artículo