Entrevista a Tom Holland

"En un Occidente que recela de la religión, sus instintos siguen siendo profundamente cristianos"

La fe es parte inseparable de la historia del mundo y cada cultura se entiende en relación a las religiones que han contribuido a darle forma. En lo que llamamos Occidente, esta religión ha sido mayoritariamente la cristiana, una evolución que ha sido mucho más conjunta de lo que a veces pensamos: nos lo explica el historiador Tom Holland, autor de "Dominio. Una nueva historia del cristianismo".

Tom Holland

Ático de los Libros

Hace casi dos mil años, los seguidores de un predicador llamado Jesús de Nazaret iniciaron un movimiento revolucionario que cambiaría la historia de la humanidad. Con sus ideales y contradicciones, el pensamiento cristiano ha supuesto uno de los mayores cambios en la concepción ética del mundo. El historiador Tom Holland repasa en Dominio. Una nueva historia del cristianismo los más de dos milenios que separan eventos aparentemente tan distintos como las guerras entre griegos y persas, la conquista europea de América, la Reforma protestante, las canciones de los Beatles o el movimiento feminista.

¿Por qué el cristianismo supuso un cambio tan radical? ¿Qué respuestas da a la contradicción evidente entre la promesa de un reino de paz, compasión e igualdad y un mundo en el que a menudo impera todo lo contrario? Nos reunimos con Tom Holland para intentar encontrar la respuesta a por qué, en palabras del autor, “en un Occidente que a menudo recela de las afirmaciones de la religión, tantos de sus instintos siguen siendo -para lo bueno y para lo malo- profundamente cristianos”.

Dominio Tom Holland

'Dominio' es un viaje de 2500 años -desde las Guerras Médicas a las elecciones alemanas de 2015- a través de las ideas morales que han definido la visión de "nosotros" y "los otros".

Ático de los Libros

HNG: Muchas gracias por su tiempo. Para empezar, queríamos pedirle que definiera qué entendemos por cultura cristiana, ya que el subtítulo original del libro es: “Cómo el cristianismo creó el pensamiento occidental”. ¿Por qué cree que el cristianismo es una piedra angular para nuestro pensamiento?

Tom Holland: Gracias también por vuestro tiempo. Bueno, creo que una de las dificultades que tenemos para comprender la verdadera influencia del cristianismo en la civilización en la que todos vivimos hoy en Occidente es precisamente el hecho de que ha generado una distinción muy clara de algo que llamamos religión. La gente usa la palabra religión como si no fuera un término problemático, pero en un contexto occidental se refiere a algo que existe por separado de otra cosa que llamamos lo secular, un espacio que no es religión. Pero en realidad, esta es una forma muy, muy distintiva culturalmente de entender el mundo, de dividirlo en dos esferas, lo secular y lo religioso. El efecto ha sido, paradójicamente, dar a las personas que viven en Occidente la sensación de que una religión llamada cristianismo existe separadamente sin reconocer que su forma de ver el mundo no tendría sentido sin el cristianismo.

HNG: ¿Entonces diría que la base ética y moral de nuestra cultura se basa en suposiciones cristianas?

Tom Holland: Sí, muy profundamente, tanto que incluso el que es posiblemente su crítico más feroz y más inteligente, Friedrich Nietzsche, lo ve. Porque Nietzsche entendió que la mayoría de las personas que se definen a sí mismas como ateas o o humanistas o comunistas, de hecho suscriben una comprensión moral profundamente cristiana de lo que es bueno y malo. Y creo que eso sigue siendo cierto en el presente, creo que a menudo las personas que se jactan de haberse emancipado del cristianismo lo hacen por razones profundamente cristianas.

Para saber más

bible-archaeology-samaritans-mount-gerizim-passover.adapt.1190.1

¿Existió realmente Cristo?

En busca del Jesús histórico

Hoy, los arqueólogos que excavan en Tierra Santa intentan discernir entre lo real y lo ficticio

Leer artículo

HNG: ¿Y qué marca la diferencia entre este legado cristiano y el legado europeo precristiano de Grecia y Roma?

Tom Holland: Creo que es muy difícil para nosotros ver a Grecia y Roma excepto a través de un prisma cristiano. Y de alguna manera, de esto trata este libro, es un intento de probar y demostrar eso. Y quería demostrarlo porque algo de lo que me había dado cuenta a lo largo de décadas de escribir sobre Grecia y Roma, es que muchas cosas que nos parecen familiares sobre estas culturas, de hecho no lo son, e incluso el mismo lenguaje que usamos para escribir está tan saturado de suposiciones cristianas que es un medio traicionero. Términos como religión o secular son palabras resbaladizas y traicioneras que imponen categorías y suposiciones cristianas.

HNG: Y puesto que el cristianismo se adaptaba a las formas de pensar de cada lugar y que tomaba mucho de otras religiones y del sustrato cultural, ¿cuánto de ello podemos decir que es genuinamente cristiano y cuánto es una combinación de lo cristiano y lo precristiano?

Tom Holland: Bueno, pienso en ello como cuando se habla sobre los orígenes de la vida: una especie de sopa primordial en la que imaginas diferentes elementos constitutivos cociéndose juntos, y luego sucede algo sorprendente e inesperado que hace que todos estos elementos diversos se unan y generen la vida. Pienso en el Imperio Romano como algo así, ese tipo de mar en el que hay muchos elementos diferentes: la herencia de las escrituras judías, de la filosofía griega, del dualismo persa, de la ideología romana. Y a menudo, literalmente, todo flota de un lado para otro porque hay personas de diferentes ideologías y diferentes rincones del Imperio Romano, que son tomados como esclavos, que viajan a través de los mares, personas que se encuentran entre sí de una manera que no lo hab��an hecho anteriormente. El Imperio Romano es una experiencia de globalización donde todas las ideas se mueven, se fusionan y se consolidan. Y el desencadenante es la convicción de los primeros cristianos de que Jesús resucitó de entre los muertos, algo totalmente extraño e inesperado que es suficiente para combinar estos elementos constitutivos y crear algo nuevo. Entonces, por supuesto, el cristianismo no tiene un nacimiento virginal, no sale de la nada, es una fusión de los diversos elementos que existen dentro del mundo en el que nace, pero los reconfigura de una manera que da como resultado algo novedoso.

"El cristianismo no tiene un nacimiento virginal, es una fusión de los diversos elementos que existen dentro del mundo, pero los reconfigura de una manera que da como resultado algo novedoso".

HNG: ¿Diría que en Oriente -entendido sobre todo como Asia y parte de África- el legado cultural del Islam es el equivalente al del cristianismo en Occidente?

Tom Holland: Sí. Creo que las personas no tienen ningún problema en concebir que el Islam es más que una religión, que es una civilización. Y la gente puede aceptar eso porque en realidad la idea de que el Islam es solo una religión es una idea muy propia de Occidente, algo que culturalmente hemos impuesto a los musulmanes. Pero cuando miras el mundo musulmán, ves que en realidad no hay este tipo de división entre lo secular y lo religioso que hay en Occidente. Y así, la idea del Islam como una civilización completa es algo que en general la gente puede aceptar. Creo que el cristianismo de alguna manera es el equivalente, solo que está organizado de tal manera que oculta ese hecho. Pero en ese sentido, el cristianismo ha tenido un efecto mucho más profundo. El Medio Oriente en términos religiosos es masivamente diverso, mientras que algo muy distintivo en Europa occidental es que históricamente, aparte de la antigua comunidad judía, básicamente todos han sido cristianos durante siglos y siglos y siglos. Así pues, no ha habido otra forma de ver el mundo excepto a través del prisma del cristianismo. Por supuesto, en el siglo XVI la unidad de la cristiandad latina se fractura con el surgimiento del protestantismo, pero los protestantes y los católicos, aunque se vean a sí mismos como radicalmente diferentes desde la perspectiva cristiana, para un aborigen de Australia son muy similares. En cambio, el Islam se basa en la conciencia de que hay otras formas de ver el mundo. Habla de judíos y cristianos como pueblos del libro, es consciente de ellos. El cristianismo latino no tiene esta preocupación, expulsa a las personas que no encajan: convierte a los paganos o los expulsa, convierte a los musulmanes o los expulsa. Los judíos realmente son la única comunidad que se resiste a esto.

Para saber más

lutero6

Historia

La vida de Martín Lutero

El teólogo y reformador alemán, padre de la Reforma Protestante, criticó y combatió la corrupción de la Iglesia católica del siglo XVI

Leer artículo

HNG: Ahora que menciona a los judíos, hay un capítulo en el libro, “Éxodo”, que comienza hablando sobre la conversión forzada de los judíos del norte de África. ¿Cómo evoluciona a lo largo del tiempo esta relación entre las tres grandes religiones abrahámicas?

Tom Holland: Bueno, hay una idea que es popular entre judíos y cristianos de que había algo llamado judaísmo y el cristianismo fue su hija. De hecho, la palabra judaísmo es una invención cristiana en el siglo II, ningún judío usa la palabra judaísmo hasta el siglo XIX. La palabra en griego se refiere a la civilización judía y es una especie de espectro de posiciones sobre el dios judío: ¿ese es el dios de los judíos o es el dios de todo el mundo creado? Hay perspectivas rivales sobre eso a lo largo de los siglos I, II y III y lo que sucede es que la perspectiva de que ese es solamente el dios de los judíos conduce a la aparición del judaísmo rabínico y sus estructuras, mientras que la idea de que es el dios de todo el mundo genera lo que se convierte en el cristianismo. Entonces, en ese sentido, el cristianismo y lo que los cristianos llaman judaísmo, no es una relación madre-hija sino más bien de gemelas: surgen como una especie de ríos paralelos que se separan de un río grande. Y eso significa, por supuesto, que los cristianos siempre tienen una relación increíblemente ambivalente con los judíos. Saben que tienen mucho en común, que comparten un cuerpo común de escrituras; pero al mismo tiempo, el cristianismo se basa en la convicción de que el pacto original, el pacto dado a Moisés, que tomó la forma de leyes escritas en piedra, ya no es necesario, porque hay un nuevo pacto que toda la humanidad puede compartir, un pacto que está escrito en el corazón. Así, la cultura cristiana abraza la idea de que para saber lo que Dios quiere lo mejor es mirar dentro de tu conciencia y hacer lo que esta te dicta. Esto es radicalmente contrario a lo que creen los judíos y llegado el momento, a lo que creen los musulmanes. Porque tanto los judíos como los musulmanes creen que Dios ha dado sus revelaciones y sus leyes a los profetas elegidos en determinados momentos, y que estas son válidas para siempre. Entonces, en ese sentido, en el transcurso de la Edad Media, judíos y musulmanes, en su comprensión de la ley de Dios, tienen mucho más en común que con los cristianos. Los cristianos comparten con los judíos la herencia de las Escrituras, los musulmanes no, pero los judíos también comparten con los musulmanes la idea de una especie de ley escrita de Dios que los cristianos no tienen. Por lo tanto, la idea de que el término judeocristiano no es problemático, en realidad lo es mucho y generalmente esta idea es apoyada por los cristianos. Yo creo que es un término sin demasiado sentido.

"Algo muy distintivo en Europa occidental es que históricamente, todos han sido cristianos durante siglos y siglos y siglos. No ha habido otra forma de ver el mundo excepto a través del prisma del cristianismo".

HNG: ¿Cree que son las diferentes interpretaciones de Dios y de Jesús y otros elementos los que configuran los diferentes puntos de vista teológicos, en el sentido de que cada rama se ve a sí misma en oposición a las demás, como lo que sucede con la Reforma protestante?

Tom Holland: Bueno, el deseo de tener una ortodoxia es increíblemente importante. Nuevamente, la idea de que las personas pueden ser definidas por lo que creen más que por su ciudad o su raza es algo completamente extraño y nuevo. Y realmente, el cristianismo introduce la ideología como constituyente de la identidad y ya nada volverá a ser lo mismo. Y para los cristianos, la pregunta de cuál es la forma correcta de creer es, por supuesto, increíblemente importante porque piensan que esto determinará su futuro y el de toda la humanidad.

HNG: Entonces, ¿puede ser que lo que contribuye al triunfo improbable del cristianismo en un mundo pagano es que se trata de algo radicalmente nuevo en el sentido de que, por primera vez, no es un dios dado a un cierto pueblo, sino un dios para toda la humanidad?

Tom Holland: Bueno, hay una idea que circula en todo el mundo romano desde la época del emperador Caracalla, según la cual todos los hombres pueden convertirse en ciudadanos romanos. Y eso significa que hay que encontrar una única forma de organizar los rituales que mantienen a salvo a Roma y a todo el Imperio Romano. Y así, desde la época de Caracalla, los emperadores están buscando un dios adecuado: algunos se fijan en el Sol, otros en Júpiter, otros en Apolo... Constantino se fija en el dios cristiano y este es más efectivo que cualquiera de los otros dioses, porque es un dios que ha creado el mundo entero y que gobierna solo. Y eso le da a un emperador la posibilidad de ser el único intermediario de Dios, por eso la elección que hace del dios cristiano es tan importante. Juliano, su sobrino, hace un intento de repudiar el cristianismo en un mundo que ya es profundamente cristiano, porque el cristianismo encaja de forma natural en lo que era el Imperio Romano a principios del siglo IV.

"La idea de que las personas pueden ser definidas por lo que creen más que por otras razones es algo completamente nuevo. El cristianismo introduce la ideología como constituyente de la identidad".

HNG: Es interesante considerarlo así. ¿Cree que algo que contribuye a su éxito es que da a las personas generalmente oprimidas, como los esclavos, la idea de que también pueden formar parte de un gran esquema y de que sus sufrimientos tienen un significado, con toda la historia de la crucifixión de Cristo?

Tom Holland: Esta es la genialidad del cristianismo y es por eso que se propaga de forma tan amplia y rápida, aparte de porque ofrece al emperador este tipo de presunción de que él es el único intermediario de un dios todopoderoso, el gobernante autocrático de un imperio mundial. Además, da a aquellos que están situados en la parte inferior de la sociedad la seguridad de que de alguna manera están más cerca de Dios que un emperador: Cristo no eligió asumir la forma de un emperador, sino de alguien que murió castigado como un esclavo. Y así, en el transcurso del siglo IV, comienza a haber maestros cristianos que dicen que en realidad los pobres, los esclavos, los débiles, los criminales, están más cerca de Dios que los fuertes y los poderosos. Y este es un concepto que, nuevamente, es radicalmente nuevo y potente porque hay más personas en la parte inferior de la sociedad que en la parte superior y les ofrece una tranquilidad que nada les había dado previamente a tal escala. Así es comprensible que sea muy popular, porque quién no querría creer que están más cerca de un Dios benévolo.

Para saber más

Teodosio I el Grande

EFEMÉRIDE

Teodosio I el Grande y el triunfo del cristianismo

Hoy, hace 1620 años, el emperador Teodosio promulgó el edicto de Constantinopla, con el que prohibía totalmente el paganismo

Leer artículo

HNG: ¿Y cuál es la influencia del arte en la difusión de la moral cristiana? Porque estamos hablando de un mundo en el que la gran mayoría de las personas eran analfabetas.

Tom Holland: Existe una reluctancia de los cristianos hacia la idea de Cristo crucificado. Pero creo que el hecho de que hayan conquistado eso es una herencia del pensamiento griego y romano en lugar del judío: que es posible y legítimo retratar episodios de la Biblia y de la vida de Jesús. Y obviamente, esto tiene un impacto increíblemente significativo en la difusión del mensaje cristiano. Pero parte de lo que anima la Reforma es la ansiedad de que tal vez esto se haya convertido en idolatría y, por lo tanto, hay una enorme cantidad de obras que son destruidas a lo largo de la Reforma. Cada vez que vengo a España, me sorprende ver cuántas imágenes hay en las catedrales y las iglesias, porque estoy acostumbrado a un país protestante [Reino Unido] donde las iglesias son mucho más austeras y no hay estas imágenes. Y así, el legado de estos puntos de vista opuestos sobre el arte continúa condicionando los climas culturales hasta el día de hoy. Dicho esto, creo que la verdadera forma en que el cristianismo se expresa es a través de historias más que de imágenes. Las imágenes existen para retratar las historias, pero las historias son la clave. Recuerdo cuando leí a un musulmán del siglo XIV que había leído el Nuevo Testamento y lo encontraba muy extraño porque decía: “no hay leyes ni nada parecido aquí, son solo un montón de historias, qué raro”. Mientras que nosotros tendemos a dar por sentado que el mensaje de Jesús se expresa a través de las historias que nos cuenta, las parábolas y las historias de su vida que se escriben en los Evangelios, y estos son los que permiten entender el mensaje. Incluso el niño más pequeño entiende la historia de Navidad y la historia de la crucifixión, y la resurrección es quizás el mito más grande que la humanidad haya ideado, ciertamente el más influyente. Y es el poder de estas historias lo que inspira a grandes artistas a retratar estos eventos. Pero la convicción protestante finalmente llega a la conclusión de que no debería ser necesario pintarlas, no deberías necesitar el arte, solo deberías confiar en las historias. La católica es que el arte debe respaldar la historia, pero la historia es realmente el meollo del asunto.

"Creo que la verdadera forma en que el cristianismo se expresa es a través de historias más que de imágenes. Y es el poder de estas historias lo que inspira a grandes artistas".

HNG: Porque también habla de la elección de la cruz como un símbolo, algo que para los romanos no era solo una manera de matar a la gente, sino de hacerlo de la manera más humillante posible.

Tom Holland: Y esta es la gran sorpresa del cristianismo: la crucifixión es la forma más monstruosa de morir y eso es lo que para los romanos la hace perfecta para matar a los esclavos. Entonces, la idea de que el Dios todopoderoso podría haber sufrido este destino es increíblemente, indescriptiblemente horrible para la gente. Pablo [de Tarso] dice que es un escándalo y una locura, tan impactante es este mensaje. Y los cristianos de todo el primer milenio son conscientes de esta sensación de horror: solo a finales del siglo IV, casi un siglo después de la conversión de Constantino, empieza a haber representaciones de Cristo en la cruz e incluso entonces, se muestra como una especie de atleta en forma y tonificado. Es solo alrededor del año mil que comienzan a retratarlo como muerto en la cruz y eso da una idea de cuán indescriptiblemente impactante fue la idea de la crucifixión para las personas, incluso para aquellas que aceptaron a Cristo.

Para saber más

Cristo con la cruz

Símbolo del cristianismo

La historia de la cruz de jesús

La imagen de la cruz es identificada inmediatamente con el cristianismo, pero se trata de un símbolo que se extendió mucho después de la muerte de Jesús. La evolución de la simbología cristiana refleja la historia de esta fe y el profundo cambio de mentalidad que se dio en el mundo tardoantiguo.

Leer artículo

HNG: Acerca de Pablo, menciona que su gran preocupación es encontrar una manera de reconciliar las posiciones del cristianismo con una realidad que puede parecer contradictoria, de tender un puente entre el mundo antiguo y el nuevo.

Tom Holland: Sí, pienso en las afirmaciones de Pablo como una especie de artefactos explosivos enterrados en todo el tejido de la historia occidental, nunca se sabe cuándo van a explotar. La idea de Pablo de que Cristo murió por amor a toda la humanidad -con esa famosa frase de que no hay griego ni judío, ni esclavo ni libre, ni hombre ni mujer- es una noción de igualdad radical. Esta idea de que no hay hombre ni mujer germinará a lo largo del tiempo y dará sustento a la idea de que debería haber igualdad de género; la idea de que no hay esclavos ni libres en el transcurso del tiempo dará sustento a la idea de que la esclavitud misma es malvada; y la idea de que no hay griegos ni judíos fomentará lo que la mayoría de las personas en Occidente ahora dan por sentado, que hay una especie de comunidad universal en todo el mundo.

HNG: También habla de que los Beatles, a su manera, se hacen eco de este mensaje.

Tom Holland: Bueno, los Beatles son criados como cristianos, pero lo rechazan, lo consideran aburrido y tedioso, y John Lennon dice que los Beatles son más grandes que Jesús. Pero cuando los invitan a participar en un evento de televisión global [Our World, programa de 1967] y los Beatles son elegidos para representar a Gran Bretaña, quieren enviar un mensaje que piensan que será universal, que las personas entenderán en todo el mundo. Y eligen All you need is love porque asumen que esto es un hecho. ¿Quién estaría en desacuerdo con eso? Pero la verdad es que es una suposición muy cristiana que parte de San Agustín [de Hipona]. Y podrías pensar en otras frases escritas por John Lennon: imagina que no hay posesiones, nada por lo que matar o morir... todas estas ideas son una especie de sueño de paz, son ideas muy específicamente cristianas a pesar de John Lennon. Imagine se ve como el gran himno del ateísmo, el sueño de un mundo sin religión, pero es también el sueño de un orden universal que es en sí mismo algo muy religioso.

"¿La conquista del Nuevo Mundo sería juzgada como algo malvado si la hubiera llevado a cabo Julio César o Alejandro Magno? Probablemente no".

HNG: Pero cuando llegamos a la conquista de América, hay un punto en el que se evidencía esta contradicción, donde la voluntad de transmitir un buen mensaje conduce a malos actos.

Tom Holland: Actos que los cristianos deciden que son malos. ¿La conquista del Nuevo Mundo sería juzgada como algo malvado si la hubiera llevado a cabo Julio César o Alejandro Magno? Probablemente no. Esos hechos son juzgados como problemáticos y malvados por los dominicos españoles que pueden recurrir a este tipo de herencia cristiana de la ley y la moral, es el marco del cristianismo lo que permite hacer este juicio moral. Y esto es algo que continúa a lo largo de la historia del colonialismo europeo, porque, por un lado, el sueño universal del cristianismo les proporciona una especie de licencia para las conquistas y los misioneros británicos y estadounidenses que van hacia California sienten que tienen licencia de Dios para apoderarse del mundo y difundir la buena nueva hasta los confines de la tierra. Pero al mismo tiempo, les persigue la ansiedad de que hacer esto sea interpretar el papel de Poncio Pilato en lugar de Jesús. Y son los imperios europeos los que realmente enseñan a quienes se volverán contra ellos: el lenguaje de la descolonización es profundamente cristiano y, por lo tanto, profundamente occidental.

HNG: Esa contradicción resulta interesante. ¿Entonces, tiene sentido decir que la religión es una historia de buenas y malas obras, o esta es una idea formada por nuestro propio concepto de lo que está bien o mal?

Tom Holland: Bueno, espero más bien que sea la historia la que te haga preguntarte qué es bueno y qué es malo.

"La tentación para nosotros es mantenernos en nuestra posición de superioridad moral y pensar que esas personas tenían ideas inferiores y se portaron terriblemente".

HNG: Entonces, cosas como los juicios de brujería, las cruzadas entre las facciones del cristianismo o contra los musulmanes... ¿son en su mayoría solo una cuestión de interés y poder en lugar de religión?

Tom Holland: Creo que son cosas que están profundamente conectadas. Cuando los cristianos dan razones teológicas para ir a una cruzada o para luchar en la Guerra de los Treinta Años, creo que debemos creérnoslos, creo que eso es exactamente por qué lo hacen. Y creo que son las ansiedades resultantes las que generan los marcos que ahora nos permiten juzgar estas acciones y verlas como incorrectas. Creo que necesitamos mostrar un cierto grado de humildad, porque la tentación para nosotros es mantenernos en nuestra posición de superioridad moral y mirar hacia abajo desde la cima de la montaña y pensar que esas personas tenían ideas inferiores y se portaron terriblemente, pero son estas personas quienes a lo largo de los siglos y los milenios han creado y estructurado los marcos de la moral de los que ahora somos herederos. Sin ellos, no sentiríamos de la forma en que lo hacemos y no tendríamos la moralidad que tenemos. Y esto es esencialmente la historia cristiana.

HNG: ¿Quiere decir que para entender a las personas de un cierto tiempo, tenemos que pensar como esa gente pensaba y no como lo haríamos nosotros?

Tom Holland: Sí, porque casi todo lo que pensamos es producto de la evolución cultural. Si asumimos que nuestros valores son universales y constantes, no vemos que en realidad son productos del desarrollo histórico.

Compártelo