Ejecutado en directo

La ejecución de Saigón, la foto de la guerra de Vietnam que ganó un Pulitzer

La imagen de una ejecución sumaria en pleno centro de Saigón durante la guerra de Vietnam dio la vuelta al mundo y lanzó a la fama a su autor, un fotoperiodista norteamericano que acabó arrepintiéndose de haber conseguido la que acabó convirtiéndose en una imagen icónica de la brutalidad de la guerra.

Esta imagen ganó el Premio Pulitzer.

Foto: AP

Hasta el 1 de febrero de 1968, Nguyễn Ngọc Loan era brigadier general de la policía de Vietnam del Sur. Ese día, en Saigón, y sin juicio previo, disparó a un hombre vestido de civil en la cabeza quitándole la vida. La foto, a la que se tituló La ejecución de Saigón, y que capturó este terrible episodio de la guerra de Vietnam, dio la vuelta al mundo y mostró a los estadounidenses, con aterradora frialdad, el infierno en que se había convertido aquel país del lejano sureste asiático. Aquella imagen daría un vuelco al movimiento contra la guerra en Estados Unidos.

Ejecución en directo

Aquel día, Eddie Adams, un fotoperiodista estadounidense que llevaba cubriendo la guerra de Vietnam desde hacía tres años para la Associated Press, acompañaba al jefe de la policía survietnamita, el brigadier general Loan, y a sus guardias por el barrio chino de Saigón. Con ellos llevaban a un prisionero vestido con pantalón corto y camisa de cuadros. De pronto, en medio de la calle, la comitiva hizo un alto y Loan sacó un revolver –una Smith & Wesson del 38– y apuntó a la sien del detenido. Adams pensó que tan sólo queria asustar al prisionero para interrogarlo, pero nada más lejos de la verdad. El general, sin ningún tipo de contemplaciones, abrió fuego y Nguyễn Văn Lém, que es como se llamaba el preso, cayó fulminado al suelo. Adams, sin pensarlo dos veces, también disparó su cámara y congeló el momento, una imagen que se volvería icónica y por la cual ganó el Premio Pulitzer.

El brigadier general Loan disparó en la sien a su prisionero, que cayó fulminado. El instante fue captado por la cámara de Eddie Adams.

Nguyễn Văn Lém, conocido como el capitán Bay Lop, no era un civil. Văn Lém era el líder de un escuadrón de la muerte del Viet Cong que había asesinado a funcionarios, oficiales y familias de la Policia Nacional de Vietnam del Sur. Văn Lém fue el responsable del asesinato de un estrecho colaborador de Loan, y el día que fue capturado en Saigón tenía la misión de matar a varios funcionarios vietnamitas junto con sus familias.

¿Quién era Lém?

Al día siguiente, la foto de Adams inundó las portadas de la prensa mundial. La horrible historia detrás de la imagen en blanco y negro nos muestra sin tapujos la crudeza del conflicto. En ella se ve como un hombre que ejerce el poder absoluto sobre otro, que podría ser un prisionero de guerra o un civil inocente, le pega un tiro en la cabeza. Durante la guerra de Vietnam hubo alrededor de dos millones de muertes, pero la que mostraba aquella foto era la muerte por excelencia. Nunca una foto había provocado que la opinión de muchos estadounidenses acerca de la intervención militar de su ejército en una guerra que se estaba desarrollando tan lejos de sus hogares pudiera cambiar al contemparla.

Pero tras el impacto emocional inicial, aquel episodio tuvo muy poca influencia en la participación de Estados Unidos en el conflicto, que continuó durante siete años más, hasta la evacuación de Saigón en 1975. De hecho, cuatro años después de haberse tomado aquella instantánea otra imagen indeleble de la guerra generaría una nueva ola de repulsión frente al conflicto: una fotografía en la que, entre otros niños, una niña de nueve años corría desnuda por una carretera mientras gritaba con desesperación después de haber resultado herida con graves quemaduras en un ataque con napalm.

La foto generó un gran impacto emocional pero tuvo muy poca influencia en la participación de Estados Unidos en el conflicto.

Algunos de los que conocieron a Nguyễn Ngọc Loan afirmaron que la ejecución del prisionero nunca se hubiera llevado a cabo si los periodistas y los fotógrafos no hubieran estado allí en aquellos momentos. Loan insistió en que su acción estaba justificada por la vinculación del prisionero con el Viet Cong –tiempo más tarde surgirían algunas informaciones que afirmaban que el prisionero ajusticiado no era un rebelde, sino un político de alto rango–.

Para saber más

Rudolf Höss, "el animal de Auschwitz"

Rudolf Höss, "el animal de Auschwitz"

Leer artículo

Dudas y remordimientos

El general Loan trató de justificar su acción sugiriendo que la ejecución no había sido el acto imprudente que podría parecer, sino que se había llevado a cabo porque un subcomandante al que ordenó disparar había dudado. ''Creo, entonces debo hacerlo", dijo. "Si dudas, si no cumples con tu deber, los hombres no te seguirán". "Estos tipos matan a muchos compatriotas nuestros; creo que Buda me perdonará". Buda tal vez sí, pero no la sociedad. Loan acabó estigmatizado por sus compatriotas y pasó los últimos años de su vida viviendo como un ermitaño.

Loan trató de justificarse con estas palabras: "Estos tipos matan a muchos compatriotas nuestros; creo que Buda me perdonará".

Tras la muerte de Loan a causa de un cáncer en 1998, a los 67 de edad, Adams escribió sobre él en la revista Time. El periodista declaró: "Gané un Pulitzer en 1969 por la foto de un hombre que disparaba a otro. En esa foto murieron dos personas: el que recibió la bala y el general Nguyen Ngoc Loan. El general mató al vietcong; yo maté al general con mi cámara". Y añadió: "Las fotos son las armas más poderosas del mundo. La gente las cree, pero las fotos también mienten, aun cuando no estéán manipuladas. Son sólo medias verdades. Lo que la foto no decía es '¿Qué hubieras hecho tú si fueras el general en ese momento y ese lugar, en ese día caliente, y acabaras de agarrar al malo después de que matara a dos o tres soldados norteamericanos?'". De hecho, Adams acabó arrepintiéndose de su foto y del daño que ésta hizo al general Loan. De hecho, el periodista acabó cayendo en una depresión y rechazó todos los premios. Murió de ELA pocos años después.

Para saber más

Laos, la vida después de las bombas

Laos, la vida después de las bombas

Leer artículo

Temas Relacionados

Guerras

Compártelo