Castrum de Vindolanda

Desentierran un dios romano en el muro de Adriano

Durante el curso de una reciente campaña arqueológica en el conocido fuerte de Vindolanda, un voluntario ha encontrado un relieve que se cree que podría representar a Mercurio o Marte.

El relieve mide 160 milímetros de ancho por 315 de alto y fue hallado en la zona del fuete que ocupaba la caballería romana.

Foto: Vindolanda Charitable Trust

Tras la conquista romana de gran parte de Gran Bretaña, el emperador Adriano decidió fortificar la frontera note para proteger a los ciudadanos de los temibles pictos, que habitaban en lo que hoy es Escocia. Este largo muro de 117 kilómetros se extendía de mar a mar y contaba con numerosos fuertes y campamentos permanentes para alojar a la guarnición.

De entre ellos el de Vindolanda es quizás el más famoso, pues en él se encontraron unas cartas escritas en finas tablillas de madera que han sido valiosísimas para reconstruir la vida de los soldados y sus familias en las fronteras del imperio. Este yacimiento tiene una riqueza arqueológica excepcional, y en él se han hallado muchos otros artefactos tales como armas, sandalias e incluso unos guantes de boxeo.

A pocos metros de la superficie

Fue durante las excavaciones realizadas en el cuartel de la caballería en el pasado mes de mayo que David Goldwater advirtió, tras retirar algunos centímetros de tierra, una pierna de caballo esculpida una de las piedras del suelo. Rápidamente avisó a su compañero, Richie Milor, y juntos desenterraron un relieve de 16 por 31 centímetros que representaba a un hombre desnudo armado con casco y lanza, que además estaba acompañado por un burro o un caballo.

Richie Milor y David Goldwater posan con su espectacular hallazgo.

Foto: Vindolanda Charitable Trust

En los 15 años que llevaba colaborando en las excavaciones, David nunca había encontrado algo semejante, y afirmó que el descubrimiento le hizo olvidar de inmediato el cansancio y el frío que sentía tras toda una mañana trabajando bajo la lluvia. Por su parte Milor afirmó que ese fue para él un día muy especial.

¿Un nuevo dios?

La arqueóloga Marta Alberti ha sido la encargada de desentrañar el significado de esta curiosa piedra. Según ella se trataría de una imagen divina, ya que se acostumbraba a representar a los dioses desnudos y a los soldados vestidos. Asimismo el basto acabado de su parte posterior indicaría que el relieve habría sido empotrado en un muro que hoy ha desaparecido.

Las excavaciones en el fuerte se iniciaron en 1930 y continúan hasta el día de hoy.

Foto: Vindolanda Charitable Trust

La identificación del ser representado fue algo más compleja. En un primer momento Alberti se inclinó por considerarlo una imagen de Mercurio, ya que el casco presenta un par de bultos en su parte superior que podrían ser alas, además su papel de dios protector de los viajeros coincidiría con el burro, un animal tradicionalmente asociado con esta divinidad. Sin embargo el hecho de que esté armado con una lanza hace pensar en que se podría tratar de Marte, protector de los soldados, y que los bultos podrían corresponder a dos crestas ornamentales.

El cuartel de la caballería ocupaba la esquina inferior derecha del fuerte de Vindolanda (arriba).

Foto: Vindolanda Charitable Trust

Sin embargo, dado que la estela se encontró en un contexto del siglo IV se abre una tercera posibilidad. En este período la fusión de dioses era algo popular entre los romanos, y los militares podrían haber unido a Marte y Mercurio en una nueva divinidad, que los ayudaría tanto en los viajes de exploración como en el combate.

La pieza será expuesta en breve en el museo de Vindolanda, donde podrá ser contemplada por los miles de visitantes que acuden cada año a este famoso yacimiento del norte de Inglaterra.

Para saber más

Encuentran el ratoncito de cuero de un niño romano de Vindolanda

Encontrado un curioso ratoncito en Vindolanda

Leer artículo