Hallazgos del Paleolítico

Descubren una de las viviendas paleolíticas mejor conservadas del mundo en Cantabria

El equipo de investigadores que excava en la cueva cántabra de La Garma, ganador de la edición de 2021 del Premio Nacional de Arqueología y Paleontología, ha presentado en el Museo Arqueológico Nacional de Madrid los resultados de sus últimos trabajos en una vivienda paleolítica de 16.800 años de antigüedad, descubierta en el interior de la cueva.

Perspectiva de la cabaña paleolítica que ha sido estudiada en la cueva cántabra de La Garma.

Perspectiva de la cabaña paleolítica que ha sido estudiada en la cueva cántabra de La Garma.

Perspectiva de la cabaña paleolítica que ha sido estudiada en la cueva cántabra de La Garma.

Pedro A. Saura

El equipo de arqueólogos que excava en la cueva cántabra de La Garma (incluida en la lista de Patrimonio Mundial de la Unesco), y que en 2021 fue galardonado con el Premio Nacional de Arqueología y Antropología que otorga la Fundación Palarq (con cuyo apoyo, el del Ministerio de Ciencia e Innovación y el del Gobierno de Cantabria realiza estas investigaciones), ha presentado este 30 de noviembre a las 11,30 h en el Museo Arqueológico Nacional de Madrid (MAN), ante los medios de comunicación, los resultados de sus últimas investigaciones, que han resultado de un enorme interés científico.

De hecho, las excavaciones arqueológicas que se han llevado a cabo en La Garma en los últimos años, con los método no invasivos más innovadores, han requerido de la presencia de un equipo multidisciplinar, dirigido por Pablo Arias, catedrático de Prehistoria de la Universidad de Cantabria, y Roberto Ontañón, director del Museo de Prehistoria y Arqueología de Cantabria (MUPAC), que ha contado con la inestimable colaboración del Instituto Internacional de Investigaciones Prehistóricas de Cantabria, así como con la presencia de investigadores de universidades de toda Europa y del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC).

la vida en el paleolítico

Durante la presentación, a la que han asistido Carolina Bähr Vollenweider, directora de la Fundación Palarq, e Isabel Izquierdo, directora del Museo Arqueológico Nacional, el equipo que trabaja en La Garma ha anunciado su último logro: la documentación, llevada a cabo con gran minuciosidad, de los restos de una cabaña que fue construida hace 16.800 años, en el Magdaleniense medio. La principal particularidad que presenta esta estructura es que, según los expertos, se trata de una de las viviendas paleolíticas mejor conservadas del mundo.

Los miembros del equipo de investigación Carlos García-Noriega y Rodrigo Portero documentan la cabaña paleolítica en La Garma.

Los miembros del equipo de investigación Carlos García-Noriega y Rodrigo Portero documentan la cabaña paleolítica en La Garma.

Los miembros del equipo de investigación Carlos García-Noriega y Rodrigo Portero documentan la cabaña paleolítica en La Garma.

Proyecto La Garma

La cabaña paleolítica que durante dos años ha sido objeto de estudio es un espacio de forma oval, de unos cinco metros cuadrados, delimitado por bloques de piedra alineados y con estalagmitas que fijaban al suelo una estructura de palos y pieles, apoyada contra un saliente rocoso de la pared de la cueva. En el centro se documentaron los restos de una pequeña hoguera, a cuyo alrededor se hallaron vestigios de las actividades que llevaban a cabo en este espacio los cazadores recolectores que aquí vivieron, como la fabricación de instrumentos de piedra, asta y hueso, el procesado de los animales cazados, el trabajo de las pieles...

Los objetos localizados en esta estructura son muchos. Por ahora, los investigadores han documentado 4.614, entre los que se cuentan huesos de ciervos (la mayoría), caballos y bisontes, 600 piezas de sílex, azagayas (armas arrojadizas), agujas y un protoarpón, además de conchas de moluscos marinos. También se han hallado huesos decorados, entre los que destaca una falange de uro (un gran bóvido ahora extinto) con una representación grabada de ese animal y de una cara humana, así como algunos colgantes posiblemente usados como adornos.

Se han localizado 4.614 objetos, entre los que se cuentan huesos de ciervos, caballos y bisontes, 600 piezas de sílex, azagayas, agujas y un protoarpón.

Un protoarpón fabricado con asta de ciervo descubierto en la cabaña paleolítica de La Garma.

Un protoarpón fabricado con asta de ciervo descubierto en la cabaña paleolítica de La Garma.

Un protoarpón fabricado con asta de ciervo descubierto en la cabaña paleolítica de La Garma.

Proyecto La Garma
Falange de uro descubierta en La Garma donde se ha representado una imagen de este bóvido extinto.

Falange de uro descubierta en La Garma donde se ha representado una imagen de este bóvido extinto.

Falange de uro descubierta en La Garma donde se ha representado una imagen de este bóvido extinto.

Proyecto La Garma

Esta previsto que los resultados del proyecto que se se han presentado en el Museo Arqueológico Nacional de Madrid se divulguen en una conferencia que tendrá lugar el próximo 15 de febrero de 2024 en la misma institución.

Asimismo, una reproducción de esta estructura paleolítica descubierta y estudiada en La Garma se instalará próximamente en el Centro de Arte Rupestre creado por el Gobierno de Cantabria en la población de Puente Viesgo. De este modo, los visitantes del museo podrán asomarse a un mundo desaparecido y contemplar cómo vivían las personas que habitaron en La Garma hace miles de años.