Culturas andinas

Descubren la tumba de un sacerdote que vivió hace 3.000 años en Perú

El Proyecto Arqueológico Pacopampa, integrado por arqueólogos peruanos y japoneses, ha sacado a la luz los restos de un sacerdote que vivió hace 3.000 años. Enterrado con un completo ajuar funerario, el nuevo hallazgo podría confirmar que este personaje fue uno de los primeros líderes sacerdotales documentados en el área andina.

El arqueólogo japonés Yuji Seki durante los trabajos de excavación de los restos óseos del sacerdote.

El arqueólogo japonés Yuji Seki durante los trabajos de excavación de los restos óseos del sacerdote.

El arqueólogo japonés Yuji Seki durante los trabajos de excavación de los restos óseos del sacerdote.

Ministerio de Cultura / Dirección Desconcentrada de Cultura - Cajamarca

Un equipo de arqueólogos peruanos que se encuentra excavando en el sitio arqueológico de Pacopampa, en la localidad de Chota, en el departamento de Cajamarca, acaba de realizar un importante descubrimiento: la tumba de un sacerdote de 3.000 años de antigüedad. Estas excavaciones, que se enmarcan en el Proyecto Arqueológico Pacopampa, creado en 2005, están dirigidas por Yuji Seki del Museo Nacional de Etnología Minpaku en Osaka y en ellas participan los arqueólogos peruanos Daniel Morales, Elio Pérez y Juan Pablo Villanueva de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos.

Aunque no es este el único descubrimiento arqueológico de interés que ha proporcionado el sitio de Pacopampa. El año pasado, el mismo equipo arqueológico sacó a la luz otra tumba (a pocos metros del hallazgo actual), también de unos 3.000 años de antigüedad, donde se había enterrado un personaje de la élite al que bautizaron con el nombre de "Sacerdote de los pututos". El hallazgo recibió este nombre debido a que en el enterramiento se localizaron diversos pututos, unos instrumentos musicales fabricados con conchas marinas.

un líder sacerdotal

Según los investigadores, el personaje que acaba de ser descubierto vivió poco tiempo después que el "Sacerdote de los Pututos", y fue enterrado entre los años 1.200 y 1.000 a.C. Su cuerpo fue colocado en posición extendida, con las extremidades inferiores semiflexionadas y orientado de sur a norte.

En el lado oeste de la tumba se depositaron pequeños cuencos de cerámica de forma esférica, una espátula de hueso tallado y diversas ofrendas más. Juan Pablo Villanueva confirmó que la tumba se encuentra intacta y ha manifestado que este es "uno de los primeros sacerdotes de los Andes que fue enterrado acompañado de un ajuar funerario".

Enterrado entre los años 1.200 y 1.000 a.C., el cuerpo del sacerdote fue colocado en posición extendida, con las extremidades inferiores semiflexionadas.

Los arqueólogos del Proyecto Arqueológico Pacopampa durante los trabajos de excavación. 

Los arqueólogos del Proyecto Arqueológico Pacopampa durante los trabajos de excavación. 

Los arqueólogos del Proyecto Arqueológico Pacopampa durante los trabajos de excavación. 

Ministerio de Cultura / Dirección Desconcentrada de Cultura - Cajamarca
Cuencos de cerámica con forma esférica encontrados en el enterramiento.

Cuencos de cerámica con forma esférica encontrados en el enterramiento.

Cuencos de cerámica con forma esférica encontrados en el enterramiento.

Ministerio de Cultura / Dirección Desconcentrada de Cultura - Cajamarca

Las excavaciones también han sacado a la luz tres sellos, uno de ellos con el diseño de una cara antropomorfa, otro con forma de mano y otro con el rostro de un jaguar. El cuerpo del sacerdote y las ofrendas que le acompañaron se dispusieron en un hoyo circular de tres metros de diámetro y un metro de profundidad y se cubrieron con, al menos, seis capas de tierra y ceniza. "El hallazgo es muy importante porque se trata de uno de los primeros sacerdotes que empezaba a controlar los templos en los Andes del norte del país", ha declarado Yuji Seki.

Los arqueólogos muestran los tres sellos descubiertos durante las labores de excavación.

Los arqueólogos muestran los tres sellos descubiertos durante las labores de excavación.

Los arqueólogos muestran los tres sellos descubiertos durante las labores de excavación.

Ministerio de Cultura / Dirección Desconcentrada de Cultura - Cajamarca

Por otra parte, los investigadores comentan que el análisis de los huesos aún no ha podido desvelar la causa de la muerte de este antiguo sacerdote, aunque sí se ha podido determinar su altura y sexo.

Además del "Sacerdote de los pututos" y del personaje que acaba de ser descubierto, en los últimos años los arqueólogos han realizado otros hallazgos de gran importancia en Pacopampa. De hecho, en 2009 se encontraron los restos de una mujer que fue bautizada como "Dama de Pacopampa" y en 2015 se exhumaron los esqueletos de dos sacerdotes que recibieron el singular nombre de "Sacerdotes de la Serpiente Jaguar".