Poblado de la Edad del Bronce en Alicante

Descubren los restos de una vivienda de más de 3.000 años en Alicante

Un grupo de arqueólogos de la Universidad de Alicante ha hallado, en el yacimiento de Cabezo Redondo, los restos incendiados de una vivienda de hace más de 3.000 años. Los restos de semillas hallados permitirá conocer datos sobre los cultivos y la alimentación.

Yacimiento de Cabezo Redondo

Yacimiento de Cabezo Redondo

Foto: Universidad de Alicante

Un equipo de la Universidad de Alicante (UA) ha realizado un gran descubrimiento en el yacimiento de Cabezo Redondo, un poblado de la Edad del Bronce situado en el municipio de Villena (Alicante). Se trata de los restos de una vivienda de hace más de 3.000 años que aún presenta elementos estructurales y numerosos objetos domésticos de gran interés.

La vivienda encontrada presenta rastros de haber sufrido un incendio doméstico, pero aún conserva elementos constructivos como un silo donde se almacenaban alimentos, semillas (principalmente, cebada) y objetos domésticos como vasijas y una estera de esparto que cubría parcialmente el suelo. Los investigadores esperan que la conservación de la estructura de la casa les permita estudiar la construcción de las viviendas de este yacimiento, pero lo más importante pueden ser las semillas, ya que permiten conocer datos sobre los cultivos y la alimentación.

Algunos de los objetos recuperados en el yacimiento de Cabezo Redondo

Algunos de los objetos recuperados en el yacimiento de Cabezo Redondo

Algunos de los objetos recuperados en el yacimiento de Cabezo Redondo.

Foto: Universidad de Alicante

Uno de los objetos más interesantes es una gran vasija que, aunque fracturada, se ha conservado casi entera. Virginia Barciela, responsable de la excavación, señala que se trata de la pieza más grande encontrada en este yacimiento y que tiene “gran interés para la investigación”. También se han hallado un punzón fabricado con hueso y otros materiales de interés como restos de marfil.

El yacimiento de Cabezo Redondo está siendo estudiado desde finales de la década de 1950 y ha dado hallazgos importantes para el conocimiento de la Edad del Bronce ibérica. Los más destacados se produjeron en la campaña de 1963, cuando se encontraron dos conjuntos de objetos de oro conocidos como el Tesoro de Villena y el Tesorillo del Cabezo Redondo. En 2008 se realizó un descubrimiento menos espectacular pero igualmente interesante desde el punto de vista arqueológico, un telar con un conjunto de pesas.

Para saber más

Un arqueólogo documenta los restos de un cargamento enterrado en la bahía del Portitxol de Jávea.

La mayor concentración de anclas antiguas del Mediterráneo está en Alicante

Leer artículo