Un misterio resuelto tras cuatro siglos

Descubren el origen de los megalitos de Stonehenge

Usando las últimas tecnologías de espectrometría, un grupo de geólogos británicos ha logrado determinar el lugar de origen de los grandes megalitos de Stonehenge, un bosque a unos 30 kilómetros del monumento.

El círculo de piedras megalítico de Stonehenge

Atardecer en el círculo de piedras megalítico de Stonehenge.

Foto: Simon Wakefield

Stonehenge continúa sorprendiéndonos a medida que los descubrimientos arrojan nueva luz sobre sus orígenes y su propósito. Ahora, un grupo de geólogos de la Universidad de Brighton ha logrado identificar el lugar del que provendrían las piedras sarsen, los grandes monolitos de arenisca que conforman el círculo interior del conjunto megalítico: su cuna fueron los bosques de West Woods, situados entre 25 y 30 kilómetros al norte del monumento.

Usando tecnología de espectrometría, el equipo liderado por el profesor David Nash ha comparado durante dos años la composición de los bloques de Stonehenge con la de muestras de rocas del mismo tipo provenientes de diversos lugares cercanos en el sur de Inglaterra. Los resultados muestran que 50 de las 52 piedras sarsen tienen una composición muy parecida entre ellas y también a la de las muestras recolectadas en West Woods, por lo que el equipo concluye que ese es el lugar de origen de los bloques.

Las enormes rocas de sarsen

En el estudio, publicado en la revista Science Advances, el profesor Nash señala la importancia de este descubrimiento para “entender mejor cómo se construyó el monumento y tal vez arrojar luz acerca de las rutas por las que se transportaron estas rocas de entre 20 y 30 toneladas”. Destaca que hasta ahora “la mayoría de la atención se había centrado en las rocas de piedra azul cerca del centro de Stonehenge, las cuales se ha demostrado que provienen de diversas partes de Gales. Sin embargo, casi no se había trabajado en los orígenes de los megalitos de sarsen que conforman la arquitectura principal de Stonehenge”, un debate que estaba abierto “desde hacía cuatro siglos”.

Hasta ahora casi no se había trabajado en los orígenes de los megalitos de sarsen que conforman la arquitectura principal de Stonehenge.

El término de piedras sarsen es el nombre comúnmente dado a las rocas de arenisca que se solían usar para la construcción de los conjuntos megalíticos en Gran Bretaña: “sarsen” es una contracción de saracen (sarraceno), el nombre con el que se identificaba a los artefactos religiosos musulmanes y que con el tiempo se extendió a todos los objetos de culto no cristiano.

Para saber más

Stonehenge, los enigmas del círculo de piedra

Stonehenge, los enigmas del círculo de piedra

Leer artículo

Compártelo