Arqueología en Irak

Descubren ocho relieves asiros durante la restauración de una puerta monumental en Nínive

Durante los trabajos llevados a cabo en el yacimiento de Nínive por un equipo internacional de arqueólogos de Irak y Estados Unidos, y que cuenta con el patrocinio de ALIPH, se han encontrado ocho relieves asirios de la época del rey Senaquerib (siglos VIII-VII a.C.), procedentes del magnífico palacio que el monarca erigió en la ciudad, y que se usaron como relleno para la construcción de una de las puertas de entrada de la ciudad: la monumental puerta Mashki.

Un arqueólogo iraquí en el momento de desenterrar una talla asiria en la ciudad de Nínive. 

Foto: Getty Images

Nínive, cerca de la actual Mosul, en el norte de Irak, fue una de las cuatro capitales de uno de los imperios más importantes de la antigüedad, el Imperio asirio. Sus milenarias ruinas fueron exploradas en 1847 por el británico sir Austen Henry Layard, que sacó a la luz el palacio del rey Senaquerib, decorado con magníficos relieves. Desgraciadamente, en 2016 Nínive sufrió el embate del ISIS (Estado Islámico), que la sometió a una implacable destrucción cuando este grupo tomó la ciudad de Mosul en el año 2016.

Ahora, en pleno proceso de restauración de los monumentos de Nínive, un equipo internacional de arqueólogos iraquíes y estadounidenses ha desenterrado una serie de relieves monumentales tallados en piedra. Según ha informado Laith Majid Hussein, del Ministerio de Cultura iraquí, estos relieves "pertenecen a la época del rey Senaquerib, quien dirigió a su pueblo entre el 750 a.C. y el 681 a.C.". Las losas de mármol fueron descubiertas en una de las antiguas puertas de la ciudad, la puerta Mashki, que en su momento resultó parcialmente destruida por el ISIS. También es conocida como "la puerta de los abrevaderos", ya que a través de ella la población llevaba al ganado a beber en el río Tigris.

Reconstrucción de la puerta Mashki en el yacimento de Nínive, cerca de la ciudad iraquí de Mosul.

Foto: (CC BY-SA 4.0 / Omar Siddeeq Yousif)

Un edificio excepcional

Según el responsable de la excavación, el descubrimiento lo forman ocho losas de mármol en las que aparecen representados soldados asirios, uno de los cuales intenta disparar con su arco. También se han recreado elementos vegetales como palmeras, uvas, granadas e higos. El monarca asirio Senaquerib fue el responsable de la ampliación de Nínive,que se convertiría en la ciudad más grande del Imperio asirio, con una ubicación excepcional, ya que estaba situada en un importante cruce entre la meseta iraní y el Mediterráneo. Allí, el rey ordenaría levantar un magnífico palacio.

El monarca asirio Senaquerib fue el responsable de la ampliación de Nínive, que se convertiría en la ciudad más grande del Imperio asirio.

Impresión artística de los palacios asirios en la obra Los palacios de Nínive, de sir Austen Henry Layard, 1853.

Foto: PD

Fadel Mohammed Khodr, jefe del equipo arqueológico iraquí que se ocupa de la restauración del yacimiento, ha dicho que las tallas podrían haber sido utilizadas posteriormente como material de construcción para erigir la puerta. "Creemos que estas tallas fueron trasladadas desde el palacio de Senaquerib y reutilizadas por Assurbanipal, el nieto del rey, para renovar la puerta Mashki y ampliar la sala de guardia", sugiere Khodr.

'Creemos que estas tallas fueron trasladadas desde el palacio de Senaquerib y reutilizadas por Assurbanipal', sugiere Mohammed Khodr.

La puerta Mashki fue una de las más grandes de Nínive y se convirtió en un símbolo del poder de la ciudad. Fue descubierta en el año 1968 y reconstruida en la década de 1970 hasta que fue parcialmente destruida con una excavadora en 2016 por militantes del Estado Islámico. En la actualidad, el proyecto de restauración de la puerta Mashki lo lleva a cabo un equipo de arqueólogos de la Universidad de Mosul, en Irak, y expertos estadounidenses de la Universidad de Pensilvania, y cuenta con la colaboración de La Alianza Internacional para la Protección del Patrimonio en Áreas de Conflicto (ALIPH), con sede en Suiza. Esta institución ha afirmado que, sin lugar a dudas, la puerta Mashki fue en su día un "edificio excepcional", la puerta de entrada a una ciudad imponente.

Para saber más

Relieve que muestra a Assurbanipal durante una cacería de leones, procedente de su palacio en Nínive.

Nínive, el descubrimiento de la mítica capital de los asirios

Leer artículo