Sepulcro nórdico

Descubren una nave vikinga enterrada en Noruega

En el curso de una intervención de emergencia previa a la construcción de la carretera E39, un equipo de arqueólogos ha dado con los restos de un barco usado como sarcófago en una necrópolis de época vikinga.

En el centro de la imagen superior se puede ver claramente el perfil de la nave y los muchos túmulos que la rodeaban.

Foto: Jani Causevic, NIKU

Muchos descubrimientos se realizan gracias a maravillosas curiosidades. Antes de que empiecen las obras del nuevo tramo de esta carretera los investigadores del NIKU (Instituto Noruego de Patrimonio Cultural) han realizado un escaneado del terreno con georadar, revelando una curiosa forma en el subsuelo que se parece a la silueta de un barco.

En la época vikinga era habitual que la élite social se enterrara en un pequeño bote con sus riquezas más preciadas para llevárselas con ellos hacia el otro mundo, dado que esta nave se encontraba en medio de una necrópolis los arqueólogos concluyeron que se trataba de un barco funerario.

El equipo de investigación junto a su georadar.

Foto: Jani Causevic, NIKU

Bajo el suelo se puede apreciar claramente la nave (amarillo) rodeada por un túmulo circular (rojo), el área de color marrón se podría corresponder con los restos del difunto y su ajuar.

Foto: Jani Causevic, NIKU

El bote mide entre 8 y 9 metros de largo (uno de los más grandes encontrados hasta la fecha), y fue enterrado en una cavidad excavada en la tierra para luego ser cubierto por un túmulo circular del que todavía se conserva el perfil. Esta tumba constituye el primer ejemplo de barco funerario encontrado hasta la fecha en el pequeño asentamiento de Øyesletta en el sur de Noruega.

La zona que rodea el sepulcro fue en su día un cementerio situado al lado de una de las principales vías de acceso al pueblo, donde los poderosos se enterraban en una serie de túmulos cuyas siluetas se pueden apreciar claramente en las imágenes proporcionadas por el georadar. Aunque la necrópolis fue destruida y convertida en un campo de cultivo los arqueólogos del NIKU esperan encontrar restos humanos y tdo tipo de artefactos en cuanto empiecen las excavaciones de este yacimiento recién descubierto.