Bienestar y salud en la Antigüedad

Descubren una estatua de mármol del dios Apolo en las termas de San Casciano, en Siena

Un equipo de arqueólogos italianos ha descubierto en las termas de San Casciano, en la provincia italiana de Siena, varios fragmentos de una imponente estatua de mármol que es una copia del Apolo Sauróctono, obra del escultor griego del siglo IV a.C. Praxiteles. En el año 2022, en este mismo yacimiento se descubrió un excepcional conjunto de 24 estatuas de bronce en perfecto estado de conservación.

Dos arqueólogas examinan los restos de la estatua de Apolo encontrada en las termas de San Casciano.

Dos arqueólogas examinan los restos de la estatua de Apolo encontrada en las termas de San Casciano.

Dos arqueólogas examinan los restos de la estatua de Apolo encontrada en las termas de San Casciano.

Ministero della Cultura

Tras el descubrimiento de 24 estatuas de bronce de época romana y etrusca que se llevó a cabo en 2022 en las antiguas termas de San Casciano, un yacimiento arqueológico situado en la provincia italiana de Siena, este antiguo santuario y recinto termal ocupa de nuevo el foco de la noticia tras otro importante hallazgo: una estatua de mármol de casi dos metros de altura de un Apolo Sauróctono (Apolo acompañado de un lagarto) que ha sido descubierta en el transcurso de las últimas excavaciones. 

El santuario, con sus estanques, terrazas, fuentes y altares, estuvo en funcionamiento al menos desde el siglo III a.C., permaneciendo activo hasta el siglo V d.C. La estatua de Apolo se ha encontrado fragmentada, pero, como cuentan los investigadores, ello no responde a "un accidente", sino que la escultura se rompió en pedazos deliberadamente para ser enterrada justo cuando el santuario fue clausurado de manera ritual, probablemente como consecuencia de la cristianización que se estaba extendiendo por la región.

El equipo de arqueólogos durante las excavaciones realizadas en la termas de San Casciano.

El equipo de arqueólogos durante las excavaciones realizadas en la termas de San Casciano.

El equipo de arqueólogos durante las excavaciones realizadas en la termas de San Casciano.

Ministero della Cultura

El cuidado de la salud

Los arqueólogos han podido recuperar diversas partes del cuerpo de la estatua, excepto los brazos y la cabeza. Junto a esta pieza de mármol, que es una copia de una escultura original en bronce realizada en el siglo IV a.C. por el escultor griego Praxíteles, se ha encontrado un altar de mármol travertino con una inscripción bilingüe en etrusco y latín así como diversos objetos de bronce, terracota e incluso de vidrio.

Los arqueólogos han podido recuperar diversas partes del cuerpo de la estatua de Apolo excepto los brazos y la cabeza.

Uno de los arqueólogos en el momento de desenterrar la estatua de Apolo. 

Uno de los arqueólogos en el momento de desenterrar la estatua de Apolo. 

Uno de los arqueólogos en el momento de desenterrar la estatua de Apolo. 

Ministero della Cultura

El hallazgo, realizado por un equipo de arqueólogos dirigido por Jacopo Tabolli, de la Universidad para Extranjeros de Siena, ha sido calificado por el Ministerio de Cultura de Italia de "extraordinario", y sus responsables también han resaltado que contribuye a revelar cómo era el día a día en este santuario además de incidir en la importancia del dios Apolo en el cuidado de la salud. 

La importancia del agua

La estatua ha sido descubierta en una zona del yacimiento donde los investigadores pensaban que podría haberse levantado un pequeño edificio sagrado. Finalmente, la estructura que ha salido a la luz ha resultado ser un templo con un pórtico sustentado por cuatro columnas en cuya parte central se abría una gran pila para abluciones rodeada por grandes estatuas, una de las cuales pudo haber sido la del dios Apolo.

Tabolli ha destacado que esta estructura, construida sobre un antiguo y pequeño altar etrusco, es una prueba del "valor sagrado que se daba al agua caliente de la fuente, que se sentía precisamente como una divinidad que brotaba de la tierra".

La estructura que ha salido a la luz ha resultado ser un templo con un pórtico sustentado por cuatro columnas y con una gran pila en la parte central.

Imagen del altar en el que se grabó una inscripción en etrusco y otra en latín.

Imagen del altar en el que se grabó una inscripción en etrusco y otra en latín.

Imagen del altar en el que se grabó una inscripción en etrusco y otra en latín.

Ministero della Cultura

Que San Casciano ya era famosa en la Antigüedad por sus baños y aguas termales lo demuestra la presencia de estas grandiosas termas de época etrusca que los romanos convertirían posteriormente en un monumental complejo termal dedicado al cuidado de la salud, y también en un recinto consagrado al culto a los dioses, como evidencia el último hallazgo.