Hallazgo milenario

Descubren en Egipto una estela del faraón Apries

El monumento, que fue descubierto casualmente por un agricultor, data aproximadamente del año 600 a.C. y lleva inscrito el nombre de este faraón, miembro de la última dinastía autóctona de Egipto antes de la conquista persa.

La estela de Apries tal como fue localizada en unos terrenos de Ismailia, en Egipto.

La estela de Apries tal como fue localizada en unos terrenos de Ismailia, en Egipto. Foto: Ministerio de Turismo y Antigüedades de Egipto

En la gobernación de Ismailia, en la orilla noroeste del canal de Suez y a 140 kilómetros de El Cairo, el pasado 3 de junio un granjero preparaba sus tierras para cultivar cuando hizo un increíble descubrimiento: una colosal estela de piedra arenisca de 2,30 metros de largo por un metro de ancho y 45 cm de grosor. El hombre, sorprendido, se puso de inmediato en contacto con las autoridades para dar cuenta del espectacular hallazgo, que tras ser exhumado con cuidado por los arqueólogos fue enviado al Museo de Ismailia.

Estela fronteriza

Mostafa Waziry, egiptólogo y secretario general del Consejo Supremo de Antigüedades y ministro de Turismo y Antigüedades de Egipto, ha anunciado que este monumento, datado en el año 600 a.C., es muy probablemente una estela fronteriza realizada bajo el reinado del faraón Apries (589-570 a.C.), quinto monarca de la dinastía XXVI (664-525 a.C.), la última dinastía autóctona que gobernó el país en una época convulsa, antes de la conquista persa que tuvo lugar en 525 a.C.

Detalle de la naos de Apries en Sais.

Detalle de la naos de Apries en Sais.

Foto: Cordon Press

La pieza es muy probablemente una estela fronteriza realizada bajo el reinado del faraón Apries (589-570 a.C.), quinto monarca de la dinastía XXVI (664-525 a.C.), la última dinastía autóctona que gobernó el país.

Waziri ha explicado que el arco de la estela (la parte superior) está marcado con un símbolo solar alado, que se asocia con la divinidad, la realeza y el poder en el Antiguo Egipto, y lleva inscrito el nombre del faraón Apries (Wahibre, en egipcio). Además, se aprecian 15 líneas de jeroglíficos inscritos en la piedra. El egiptólogo ha explicado que la estela probablemente fue erigida por Apries durante una campaña militar en la que dirigió a sus ejércitos hacia el este.

La estela de Apries en el Museo de Antigüedades de Ismailia.

La estela de Apries en el Museo de Antigüedades de Ismailia.

Foto: Ministerio de Antigüedades y Turismo de Egipto

El final de una época

Pero, ¿qué sabemos de este faraón? Apries fue hijo y sucesor de Psamético II. A inicios de su reinado conquistó la ciudad fenicia de Sidón y asedió Tiro. También acudió en ayuda de Jerusalén cuando estaba sitiada por las tropas del rey babilonio Nabucodonosor II. Al final, el ejército egipcio se tuvo que replegar al País del Nilo, que acogió numerosos judíos fugitivos. También sabemos que hacia el final de su reinado estalló una sublevación entre las tropas, y que Apries envió al general Amasis a sofocarla, pero que este le traicionó. La guerra civil que estalló entre Apries y Amasis acabó en la muerte del primero, aunque fue enterrado con todos los honores en Sais por el usurpador Amasis. De Apries han llegado pocos testimonios hasta nuestros días: la cabeza de una escultura que se guarda en el parisino Museo del Louvre, en granito negro, algunas esfinges procedentes de Heliópolis, una naos en Hermópolis, un obelisco que actualmente se encuentra en Roma y algunos bloques de granito y columnas.

Esfinge del faraón Apries en el Museo del Louvre, París.

Esfinge del faraón Apries en el Museo del Louvre, París.

Foto: CC
Obelisco de Apries en la plaza Minerva de Roma.

Obelisco de Apries en la plaza Minerva de Roma.

Foto: CC

Sabemos que hacia el final del reinado de Apries estalló una sublevación entre sus tropas, y que envió al general Amasis a sofocarla, pero que este le traicionó. La guerra civil que estalló entre Apries y Amasis acabó en la muerte del primero.

Actualmente, la estela recuperada de uno de los últimos faraones egipcios nativos está siendo analizada y estudiada por expertos en el Museo de Ismailia, donde será restaurada antes de que pueda ser expuesta al público.

Para saber más

Faraones romanos

Emperadores romanos en Egipto

Leer artículo