Esculpidos en un antiguo canal de riego

Descubren diez grandes relieves asirios en Irak

Una misión arqueológica italo-kurda ha sacado a la luz un grupo de diez relieves esculpidos a lo largo de las paredes de un antiguo canal de riego obra del rey asirio Sargón II en el siglo VIII a.C.

Detalle de la diosa del amor y de la guerra a lomos de un león

Foto: Alberto Savioli

En el Kurdistán iraquí, en el yacimiento de Faida, los arqueólogos han sacado a la luz un conjunto de diez relieves esculpidos en la roca, a lo largo de un gran canal de irrigación de unos siete kilómetros de largo. Las escenas representadas muestran al rey asirio Sargón II (722-705 a.C.) rodeado de divinidades.

El descubrimiento, de gran importancia debido a la rareza de este tipo de relieves rocosos asirios, es el resultado de los trabajos de excavación llevados a cabo a cabo en la zona por arqueólogos italianos y kurdos durante la campaña de septiembre-octubre de 2019. Estas excavaciones se enmarcan en el Proyecto Arqueológico de la Faida Kurda-Italiana, dirigido por Daniele Morandi Bonacossi, de la Universidad de Udine, y Hasan Ahmed Qasim, de la Dirección de Antigüedades de Duhok, la zona del Kurdistán septentrional iraquí donde se ha realizado el hallazgo. De hecho, según Jason Ur, arqueólogo de la Universidad de Harvard, especialista en sistemas hídricos, el hallazgo demuestra que este tipo de relieves "no sólo estaban en los palacios, sino en todas partes, incluso en los lugares donde los agricultores extraían agua de los canales para sus campos".

Según los arqueólogos, es muy probable que existan más relieves de este tipo esperando ser descubiertos.

Según los arqueólogos, es muy probable que existan más relieves de este tipo esperando ser descubiertos.

Foto: Alberto Savioli

Un canal de irrigación monumental

El canal de Faida rodea el espolón occidental del monte Çiya-Daka. En época asiria, este canal de irrigación tenía una achura de cuatro metros, aunque hoy en día está enterrado bajo los depósitos resultado de la erosión de la montaña. El canal, que formaba parte de un complejo sistema hidráulico monumental creado por Sargón II, alimentaba varios canales secundarios que irrigaban los campos alrededor de la ciudad de Nínive, una de las capitales del Imperio asirio, en la cual se calcula que vivían unas 100.000 personas.

El canal de Faid formaba parte de un complejo sistema hidráulico monumental que alimentaba varios canales secundarios e irrigaban los campos alrededor de la ciudad de Nínive.

Fue en las paredes de la orilla este del canal principal donde el monarca asirio hizo esculpir estos paneles, de cinco metros de alto por dos de ancho, que lo representaban dos veces, en el extremo izquierdo y en el derecho de cada panel, acompañado de los siete principales dioses asirios en fila y montados sobre sus animales sagrados: Assur, sobre un dragón y un león con cuernos; su esposa Mullissu sentada en un trono y sostenida por un león; el dios lunar Sin sobre un león con cuernos; Nabu, dios de la sabiduría, sobre un dragón; Shamash, dios del Sol, sobre un caballo; el dios del trueno y la lluvia Hadad, sobre un león cornudo y un toro, e Ishtar, diosa del amor y de la guerra, a lomos de un león. Las figuras se muestran de perfil, mirando a la izquierda, siguiendo la corriente del canal.

Sargón II hizo esculpir estos paneles, de cinco metros de alto por dos de ancho.

Sargón II hizo esculpir estos paneles, de cinco metros de alto por dos de ancho.

Foto: Alberto Savioli

El rescate de los relieves

Durante la campaña de 2019, los arqueólogos han excavado y limpiado los relieves, de los cuales apenas se veía la parte superior. También se han consolidado y registrado con las técnicas más modernas: fotografías aéreas de alta resolución tomadas con un dron (lo que permitirá cartografiar la red de canales), escaneo por láser y fotogrametría digital. Asimismo se ha valorado su estado de conservación y se han tomado muestras de roca para planificar el tratamiento de conservación más adecuado.

Desafortunadamente, los relieves de Faida se hallan en una zona donde el vandalismo y las excavaciones ilegales están a la orden del día, por eso este proyecto arqueológico se ha convertido, de hecho, en una misión de salvamento. Además de los diez relieves excavados, el arqueólogo Daniele Morandi cree que es muy posible que en Faida se oculten muchos más: "Los relieves en piedra asirios son monumentos extraordinarios. Y es muy probable que aún haya más relieves y quizás inscripciones cuneiformes monumentales de celebración enterradas bajo los escombros del suelo que llenaban el canal".

Los investigadores, una vez terminados los trabajos en la zona, pretenden convertir la zona en un parque arqueológico

Los investigadores, una vez terminados los trabajos en la zona, pretenden convertir la zona en un parque arqueológico

Foto: Alberto Savioli

En 1973, el arqueólogo británico Julian Reade ya identificó tres de estos paneles enterrados en el canal de Faida, pero debido a la inestabilidad en la región no pudo investigarlos más a fondo. Ahora, la Misión Arqueológica italiana en el Kurdistán de la Universidad de Udine, que lleva trabajando en el yacimiento desde 2012 –donde localizó seis relieves más– junto con la Dirección de Antigüedades de Duhok, ha logrado sacarlos a la luz y aumentar así el magnífico patrimonio arqueológico de esta castigada zona del planeta. Asimismo, la intención de los arqueólogos y las autoridades es que al término de los trabajos la zona se convierta en un parque arqueológico.

Compártelo