Egipto sumergido

Descubren un barco de época ptolemaica en Egipto

Un equipo arqueológico franco-egipcio ha descubierto en la ciudad sumergida de Thonis-Heracleion, en la bahía de Abukir, los restos de una galera de época ptolemaica y de una necrópolis griega.

Un arqueólogo junto a los restos de la galera ptolemaica descubierta en Thonis-Heracleion.

Un arqueólogo junto a los restos de la galera ptolemaica descubierta en Thonis-Heracleion. Foto: Ministerio de Antigüedades de Egipto / IEASM

En la bahía de Abukir, en Egipto, a unos treinta kilómetros al nordeste de Alejandría, un grupo de submarinistas del Instituto Europeo de Arqueología Submarina (IEASM), en colaboración con el Ministerio de Antigüedades de Egipto, acaba de realizar un magnífico descubrimiento: los restos de una galera de época ptolemaica que se hundió en el siglo II a.C. mientras iba a acceder, a través de un canal, al puerto de la ciudad de Thonis-Heracleion. Al parecer, el navío fue golpeado por gigantescos bloques de piedra que cayeron desde el cercano templo de Amón en el transcurso de un devastador terremoto. Paradójicamente, los bloques de piedra que hundieron la galera bajo las aguas del canal (el cual se llenó de escombros procedentes del templo) la dejaron clavada en el fondo, donde se ha conservado hasta la fecha. Según los arqueólogos, la nave se hallaba enterrada bajo cinco metros de arcilla dura y ha podido ser detectada gracias al empleo de un moderno aparato de rastreo de fondos marinos.

Una galera greco-egipcia

Según Franck Goddio, arqueólogo y director del IEASM, autor de importantes descubrimientos bajo las aguas de Alejandría (además de redescubrir las ciudades sumergidas de Thonis-Heracleion y Canopo entre los años 1999 y 2001), "el hallazgo de galeras rápidas de esta época es extremadamente raro. El único otro ejemplo es el barco cartaginés de Marsala, de 235 a.C. Antes de ese descubrimiento, los barcos helenísticos de ese tipo eran completamente desconocidos para los arqueólogos. Nuestro estudio preliminar muestra que el casco de la galera que hemos hallado fue construido en la tradición clásica con juntas de mortaja y espiga (característica unión de tablas del casco) y una estructura interna muy bien acabada. Sin embargo, la galera también presenta características de la antigua construcción naval egipcia y nos permite hablar de una técnica mixta de construcción. Era un barco de remos que estaba provisto además de una gran vela, como prueba una base de mástil de considerables dimensiones".

Detalle de la excavación en Thonis-Heracleion.

Foto: Ministerio de Antigüedades y Turismo de Egipto / IEASM

uestro estudio preliminar muestra que el casco de la galera que hemos hallado fue construido en la tradición clásica con juntas de mortaja y espiga (característica unión de tablas del casco) y una estructura interna muy bien acabada, ha dicho Franck Goddio.

Goddio ha añadido que el barco, con una longitud de más de 25 metros, tenía el fondo y la quilla planos, lo que resultaba muy práctico para navegar por el delta del Nilo.

Descubrimientos en Thonis-Heracleion.

Foto: Ministerio de Antigüedades y Turismo de Egipto / IEASM

Griegos en Egipto

Pero no ha sido este pecio el único descubrimiento realizado por los arqueólogos en Thonis-Heracleion. El profesor Ihab Fahmi, jefe del Departamento Central de Antigüedades Sumergidas de Egipto, ha explicado que en un túmulo cercano al canal donde se ha descubierto la galera (también bajo el agua), se han localizado los restos de una necrópolis griega, datada en el siglo IV a.C., que contenía numerosas sepulturas con ofrendas. Ello indicaría la presencia de mercaderes y tal vez de mercenarios de origen griego en la ciudad, que en esa época era un punto estratégico, ya que controlaba el acceso a Egipto por el brazo canópico del Nilo antes de la fundación de Alejandría en el año 331 a.C. Los griegos erigieron sus propios santuarios cerca del gran templo de Amón, y sus restos se han encontrado también en las ruinas de la ciudad sumergida.

Descubrimientos en Thonis-Heracleion.

Foto: Ministerio de Antigüedades y Turismo de Egipto / IEASM

En un túmulo cercano al canal donde se ha descubierto la galera, se han localizado los restos de una necrópolis griega, datada en el siglo IV a.C., que contenía numerosas ofrendas.

Thonis-Heracleion y Canopo sufrieron devastadores terremotos a lo largo de su historia. Uno de ellos tuvo lugar en el siglo II a. C., y fue el que provocó la destrucción, entre otros edificios, del gran templo de Amón en Thonis. En el siglo VIII d.C., y debido a un fenómeno natural de licuefacción del terreno y subida del nivel del mar, ambas ciudades quedaron sumergidas bajo las aguas de la bahía de Abukir, donde yacieron olvidadas hasta su redescubrimiento por el equipo de Goddio.

Para saber más

Thonis-Heracleion, un cementerio de barcos

Thonis-Heracleion, un cementerio de barcos

Leer artículo