Grabados de animales y motivos abstractos

Descubierto un santuario de arte paleolítico en Tarragona

El pasado 30 de octubre, tras unas fuertes inundaciones, los arqueólogos que excavaban en la Cova de la Font Major, en el municipio de L'Espluga de Francolí, descubrieron un centenar de grabados de animales y motivos abstractos en una zona inexplorada del yacimiento. Ahora acaba de hacerse público.

Los antiguos pobladores grabaron sus diseños sobre una capa de limos arenosos blandos.

Foto: IPHES

La Cova de la Font Major, situada en la localidad tarraconense de L'Espluga de Francolí y descubierta en 1853, es un importante yacimiento prehistórico que hace años que está siendo estudiado por los arqueólogos. El 30 de octubre de 2019, una semana después de que la localidad sufriera unas devastadores inundaciones a causa de un violento temporal, un equipo del Institut Català de Paleoecologia Humana i Evolució Social (IPHES), dirigido por Josep Maria Vergès, profesor de la Universidad Rovira i Virgili, estaba llevando a cabo una excavación en el lugar. Vergès decidió explorar algunas zonas de la cueva que no se habían investigado aún y lo que descubrió lo dejó sin palabras: un "santuario paleolítico" compuesto por más de cien grabados datados en unos 15.000 años, los más antiguos descubiertos en Cataluña. Ahora, tras algunos meses de investigación, este sensacional descubrimiento acaba de hacerse público.

Animales y símbolos abstractos

Este conjunto de arte rupestre del Período Magdaleniense se circunscribe a grabados, la mayoría figurativos, que representan animales como ciervos, caballos y bueyes, aunque también hay símbolos abstractos. Algunos de los grabados podrían ser ligeramente más antiguos y otros podrían pertenecer a etapas más recientes, como el Neolítico. Con todo, su número y calidad lo convierten en uno de los conjuntos más significativos de este arte en lo que se conoce como "provincia paleolítica mediterránea". La técnica que usaron los antiguos artistas para elaborar estas figuras consistió en grabarlas sobre una capa de limos arenosos blandos, pero su localización, en un lugar de difícil acceso y reducidas dimensiones, ha contribuido a su preservación a lo largo del tiempo. A pesar de ello, algunas de las figuras se encuentran bastante deterioradas y otras han desaparecido casi completamente.

El conjunto de arte rupestre del Período Magdaleniense descubierto se circunscribe a grabados, la mayoría figurativos, que representan animales como ciervos, caballos y bueyes, aunque también hay símbolos abstractos.

Se han descubierto más de cien grabados datados en unos 15.000 años.

Se han descubierto más de cien grabados datados en unos 15.000 años.

Foto: IPHES

"Hito de la arqueología"

Para documentar el hallazgo, técnicos especializados del Departamento de Cultura de la Generalitat de Cataluña e investigadores del IPHES, con el apoyo del Ayuntamiento de L'Espluga de Francolí, han empleado tecnología 3D para evitar el contacto con las paredes y no dañar las figuras grabadas. La previsión es, tras el escaneado completo de la cueva, empezar a trabajar cada grabado individualmente para obtener imágenes de alta resolución. De este modo se facilitará su estudio científico y se asegurará la preservación de un conjunto de arte rupestre que los investigadores ya han definido como "un hito en la historia de la arqueología catalana". De hecho, la Generalitat, a través de su Departamento de Cultura, ya ha avanzado que aprobará la declaración de la cueva como Bien Cultural de Interés Nacional.

Para saber más

La piedra de Rök y el miedo vikingo a una catástrofe climática

La piedra de Rök y el miedo vikingo a una catástrofe climática

Leer artículo

Compártelo