Una fecha histórica que en realidad no lo fue

¿Colón llegó a América realmente el 12 de octubre?

Aunque el 12 de octubre se recuerda en todo el mundo como la fecha en que Cristóbal Colón llegó a América, un desfase en el calendario implica que en realidad llegó unos días después, el día 20 o 21 del mismo mes.

Desembarco de Colón,  Dióscoro Teófilo Puebla y Tolín

El 12 de octubre de 1492, Cristóbal Colón llegó a América: un hecho que, al margen de las valoraciones sobre sus efectos, todos aceptan como verdadero... pero que no lo es tanto. Sin duda, de acuerdo al calendario vigente, era el 12 de octubre: pero un desfase en el mismo implica que, en realidad, habría sido el día 20 o, menos probablemente, el 21.

La razón es que el calendario juliano, implantado por Julio César -de quien toma el nombre- en el año 46 a.C., presenta una ínfima imprecisión de unos 11 minutos aproximadamente por año: una diferencia mínima pero que da un error acumulado de 8 o 9 días respecto a la fecha astronómica: por lo tanto, el día en que Colón y sus hombres llegaron a América fue en realidad el 20 o el 21 de octubre.

De acuerdo al calendario vigente, Colón llegó a América el 12 de octubre de 1492; pero en realidad, la fecha astronómica era el 20 o el 21 de octubre.

Cambio de calendario

En 1582 el calendario juliano fue sustituido por el gregoriano, implementado por el Papa Gregorio XIII, que corregía ese pequeño error y que todavía usamos hoy en día. En realidad ese margen de error ya era conocido desde el siglo IV, pero aun así el calendario juliano se siguió utilizando durante doce siglos y medio. Por motivos prácticos, las fechas anteriores a la reforma se mantuvieron sin cambios y lo que se hizo fue simplemente suprimir diez días de ese año: así, en 1582 se pasó directamente del 4 al 15 de octubre.

Para saber más

1582, el año en el que octubre duró 21 días

1582, el año en el que octubre duró 21 días

Leer artículo

El asunto no pasaría de ser una mera curiosidad histórica si no fuera porque hablamos de un hecho relacionado con la navegación y, por lo tanto, con la posición de los astros: el hecho de que estos se encontraran en la posición correspondiente a unos días después de aquellos en los que Colón creía estar navegando significaba que no estaba siguiendo exactamente la ruta trazada, si bien por una diferencia mínima. Lo cual a la postre tampoco tuvo tanta importancia, ya que su objetivo era llegar a la India y, en cambio, se topó con un continente entero del que desconocía la existencia.

Compártelo