La Gran Guerra

Las causas que provocaron la Primera Guerra Mundial

A principios del siglo XX tuvo lugar en Europa uno de los conflictos bélicos más sangrientos de la Historia, la conocida como la Gran Guerra. Más de 70 millones de soldados de una veintena de países distintos lucharon en ella entre 1914 y 1918 pero, ¿qué provocó el conflicto? ¿Cuál fue el caldo de cultivo y el detonante que marcó el inicio de la Primera Guerra Mundial?

La inestabilidad en los Balcanes tuvo como resultado el inicio de la Primera Guerra Mundial. La imagen muestra disturbios en Sarajevo en 1914.

Foto: PD

Conocida también como la Gran Guerra, la Primera Guerra Mundial, el conflicto bélico que se desarrolló entre los años 1914 y 1918, fue uno de los acontecimientos más devastadores y de mayor impacto geopolítico del siglo XX. Superada en destrucción solo por la Segunda Guerra Mundial, el 28 de julio de 1914 el estallido de la Primera Guerra Mundial movilizó a más de 70 millones de soldados de una veintena de países distintos que combatieron durante cuatro largos y sangrientos años enfrentados en dos bandos: la Triple Entente, formada por Francia, Rusia y Gran Bretaña, y las llamadas potencias centrales o la Triple Alianza, compuesta por Alemania, el Imperio Austrohúngaro y el entonces reino de Italia, que no obstante se acabaría uniendo al bando contrario tras el inicio de las hostilidades.

A cada uno de los bandos se unieron, a lo largo de la contienda, otros países como Portugal, Estados Unidos y Bélgica en la Triple Entente, o el Imperio otomano y el reino de Bulgaria, junto con aliados estratégicos en África y Asia, en la Triple Alianza. España se mantuvo neutral durante todo el conflicto.

La magnitud de aquel conflicto fue tal que el balance del poder político y económico del mundo cambió de manera drástica tras los cuatro largos años que duró, sin olvidar las pérdidas de vidas civiles que se estiman en 6,6 millones de personas.

Para saber más

Los muertos y los heridos civiles durante la Primera Guerra Mundial ascendieron a 6 millones de personas.

Los muertos que causó la Primera Guerra Mundial

Leer artículo

Agitación en los Balcanes

A lo largo del siglo XIX, Europa consolidó su dominio económico, tecnológico y militar, erigiéndose como una gran potencia colonial en África y Asia. Sin embargo, el reparto de los beneficios que llegaban de las colonias fue considerado injusto por algunos. Francia y Gran Bretaña ostentaban el dominio industrial, mientras que Italia y Alemania, naciones más jóvenes, veían frustradas sus aspiraciones de poder. Aquello provocaría las primeras enemistades entre las potencias coloniales, lo que dificultó las futuras alianzas y supuso un incremento de la rivalidad entre Francia y Alemania.

Europa consolidó su dominio económico, tecnológico y militar, erigiéndose como una gran potencia colonial en África y Asia.

Caricatura satírica de la revista Punch que muestra a un alemán y a un francés durante "la paz armada".

Foto: Cordon Press

El concepto de Estado nación, con una cultura e identidad propias, ya había surgido a principios del siglo XVII, pero no sería hasta finales del XIX cuando empezaron a aflorar tensiones étnicas, sobre todo en Europa del Este. En Bosnia y Herzegovina, antiguos territorios pertenecientes al Imperio otomano y reclamados a su vez por el el Imperio austrohúngaro, existía la idea de crear un estado autónomo o la anexión a Serbia, que en esa época se encontraba bajo la protección de Rusia. A principios de 1914, aquella inestable región ya había sido el escenario de dos guerras y era conocida como "el polvorín de Europa" ya que era tal la agitación que en cualquier momento podía volver a estallar.

Para saber más

Soldados australianos en una trinchera con máscaras antigás en los alrededores de Ypres.

La guerra de trincheras durante la Primera Guerra Mundial

Leer artículo

El inicio de una guerra devastadora

Con todo, a principios del siglo XX Europa era el motor comercial e industrial del mundo, aunque empezaron a surgir otros países, como Estados Unidos o Japón, que se convertirían en serios competidores y que no querían renunciar a su parte del pastel lo que provocó aún más tensiones. En la Primera Guerra Mundial estuvieron implicados muchos países que se vieron arrastrados por alianzas o tratados de ayuda mutua firmados, en muchos casos, en el siglo pasado. Por ello, y en previsión de un conflicto que abarcara todo el continente, la mayoría de las potencias dedicaron su poderío industrial a la fabricación de armas en un período que pasaría a ser conocido como la "paz armada".

En la Primera Guerra Mundial estuvieron implicados muchos países que se vieron arrastrados por alianzas o tratados de ayuda mutua.

Ilustración que muestra el momento del atentado del archiduque Francisco Fernando de Austria.

Foto: PD

Finalmente, el asesinato del heredero al trono del Imperio Austrohúngaro, el príncipe Francisco Fernando de Austria, en la ciudad de Sarajevo, a manos de Gavrilo Princip, un miembro de la organización ultranacionalista serbia Mano Negra, contribuyó de un modo inapelable al estallido de la Primera Guerra Mundial. Un mes después del magnicidio, el emperador austrohúngaro declaraba la guerra al reino de Serbia, que al estar bajo la protección de Rusia arrastró a la alianza franco-rusa a un conflicto al que se unirían los británicos. Alemania, por su parte, se aliaba con el Imperio Austrohúngaro. Todos ellos se enfrascaron en una guerra que provocaría más de 20 millones de muertos.

Para saber más

Soldados australianos con máscaras antigás en los alrededores de Ypres.

La Primera Guerra Mundial al completo

Leer artículo

Para saber más

La batalla de Verdún (21 de febrero de 1916)

La Primera Guerra Mundial en imágenes

Leer artículo