El Proyecto Ilit·Auro

Campos de batalla y asedios durante la Segunda Guerra Púnica

Este proyecto arqueológico ha logrado localizar diferentes escenarios de la contienda entre romanos y cartagineses a finales del siglo III a.C. en el Alto Guadalquivir

Proyecto Ilit·Auro. Ilustración de Iñaki Dieguez.

Proyecto Ilit·Auro. Ilustración de Iñaki Dieguez.

La Segunda Guerra Púnica fue crucial en la historia. El Instituto Universitario de Investigación en Arqueología Ibérica de la Universidad de Jaén es una institución especializada en el estudio de las sociedades iberas. Una de sus principales líneas de investigación se centra en el tema de la arqueología del conflicto y el estudio de escenarios y contextos de la Segunda Guerra Púnica en el Alto Guadalquivir. A pesar de su innegable importancia histórica todavía existen muchas incógnitas sobre este conflicto por lo que esta institución ha puesto en marcha el llamado Proyecto Ilit·Auro, apoyado por la Fundación Palarq y en el cual participan investigadores de otras instituciones, como la Universidad de Urbino Carlo Bo, la Universidad Autónoma de Madrid, el Instituto de Historia del CSIC y la Universidad de Bologna.

Hemos localizado el campo de batalla de Baecula (208 a.C.), donde se enfrentaron los ejércitos de Asdrúbal Barca (el hermano de Aníbal) y de Escipión el Africano.

Gracias a la metodología aplicada, los investigadores han conseguido profundizar en el análisis de contextos bélicos desde el punto de vista arqueológico, definiendo y analizando acontecimientos que se produjeron en apenas unas horas o en pocas jornadas. Así pues, se han localizado el campo de batalla de Baecula (208 a.C.), donde se enfrentaron los ejércitos de Asdrúbal Barca (el hermano de Aníbal) y de Escipión el Africano, así como pruebas del asedio por parte de este último a la ciudad de Iliturgi (Mengíbar, Jaén), en 206 a.C., o encontrar las huellas de un ataque al oppidum (campamento fortificado) de Puente Tablas, en Jaén.

En la actualidad, el proyecto se centra sobre todo en torno a la batalla del Metauro (207 a.C.), la cual se relaciona con Baecula a través de Asdrúbal, quien participó en ambos conflictos. Según las hipótesis de los investigadores, el registro arqueológico de ambas batallas debe de ser similar, pero en contextos geográficos y con retos metodológicos diferentes.

Esquema de la batalla de Baecula (208 a.C.).

Esquema de la batalla de Baecula (208 a.C.).

Proyecto Ilit·Auro

Los orígenes del proyecto: la batalla de Baecula

Desde hace más de quince años, el proyecto se centra en el análisis arqueológico de los episodios bélicos asociados a la Segunda Guerra Púnica que, a finales del siglo III a.C., enfrentó a las dos grandes potencias del Mediterráneo: Roma y Cartago.

El objetivo, en primer lugar, fue la localización y estudio del campo de batalla de Baecula. Ubicado en el Cerro de las Albahacas (Santo Tomé, Jaén), el proyecto Baecula ha permitido identificar un conjunto de materiales único para el estudio del armamento de los ejércitos de finales del siglo III a.C. Además, los investigadores han definido la escala de un enfrentamiento bélico en campo abierto, así como los episodios y acciones que tuvieron lugar: movimiento de ejércitos, espacios ocupados por las tropas ligeras y auxiliares, definición de la zona donde se produjeron combates cuerpo a cuerpo... Se han descubierto también campamentos y caminos, y se ha analizado el impacto que tuvo este conflicto en las comunidades iberas del Alto Guadalquivir.

El proyecto Baecula ha permitido identificar un conjunto de materiales único para el estudio del armamento de los ejércitos de finales del siglo III a.C.

El proyecto consta de diferentes fases, desde la localización y el estudio del campo de batalla hasta el desarrollo de nuevos ejemplos de estudio con un doble objetivo: contrastar la metodología desarrollada e incorporar nuevas tipologías de análisis en torno a la Segunda Guerra Púnica. Junto a los campos de batalla, el equipo arqueológico trabaja en la aproximación a asedios y ataques a dos oppida con una notable relevancia en el Alto Guadalquivir: Iliturgi (Mengíbar, Jaén) y Puente Tablas (Jaén).

Para saber más

Reconstruyen virtualmente el poblado íbero de Ullastret

Un recorrido virtual por las calles de Ullastret

Leer artículo

Campos de batalla, asedios y asaltos

La última fase de estudio se encuentra vinculada a proyectos de investigación que tienen como objetivo un mayor conocimiento de este conflicto, tanto en el Alto Guadalquivir como en la propia Italia. Los arqueólogos han implementado en su trabajo el uso de nuevas herramientas de análisis, como la tecnología LIDAR, para la obtención de modelos digitales del terreno, así como el análisis de isótopos de plomo en los glandes (proyectiles) de honda para verificar la procedencia de muestras asociadas a Baecula, Metauro e Iliturgi. Aunque todavía en fase de desarrollo, el trabajo ha permitido contrastar la metodología empleada en Baecula e Iliturgi, un escenario de asedio del año 206 a.C., habiéndose concluido por el momento que Cerro Maquiz, la tradicional ubicación de Iliturgi, fue una refundación romana, siendo el próximo Cerro de la Muela el oppidum ibero de los siglos VI-III a.C.

Oppidum de Iliturgi. Restos del asedio de Escipión el Africano, en 206 a.C.

Oppidum de Iliturgi. Restos del asedio de Escipión el Africano, en 206 a.C.

Proyecto Ilit·Auro

También se ha constatado que fue este oppidum, de cuya fortificación se conservan más de tres metros de alzado, el atacado por Escipión, pues se ha podido reconstruir el asedio en su frente suroccidental, observándose la presencia de máquinas de guerra, no documentadas en Baecula, y cuya ubicación exacta ha podido ser fijada por la trayectoria de los proyectiles de scorpio (máquina de guerra romana) recuperados. Por último, se ha podido localizar un campamento cartaginés en sus proximidades.

Se han integrado nuevas herramientas de análisis, como la tecnología LIDAR, para la obtención de modelos digitales del terreno.

La proyección internacional de estos trabajos cuenta con un primer ensayo en el sur de Italia, a través de un proyecto financiado por el Instituto del Patrimonio Cultural de España, en su programa de Excavaciones en el Exterior (Proyecto Estudio de los escenarios bélicos anibálicos de Numistro y Grumentum, Basilicata-Italia) y, en la actualidad, el equipo ha iniciando el trabajo de campo para la localización del escenario de la batalla del Metauro, vinculada a Baecula a través de Asdrúbal Barca, que tuvo lugar tan sólo un año después de aquella. Los trabajos se iniciaron en 2019 y actualmente han recibido financiación, dentro del programa de Excavaciones en el Exterior, para continuar con las investigaciones en Fossombrone.

Para saber más

Los Escipiones, una saga que cambió el rumbo de España

Los Escipiones, una saga que cambió el rumbo de España

Leer artículo

Conocer el pasado

La Asociación Amigos de los Iberos, la Diputación de Jaén y el Ayuntamiento de Mengíbar han colaborado en el proyecto. También está prevista la creación de un centro de interpretación sobre la batalla de Baecula y un mirador panorámico in situ desde el que el visitante comprenderá mejor cómo transcurrieron las acciones bélicas. A ello se añade que en 2010 se realizó en el Museo de Jaén la exposición Baecula, Arqueología de una batalla. En estos momentos contamos asimismo con un proyecto para la creación del Centro de Interpretación de Iliturgi.

Equipo de Investigación, campaña 2019 en Fossombrone (Italia).

Equipo de Investigación, campaña 2019 en Fossombrone (Italia).

Proyecto Ilit·Auro

Asimismo, los resultados de la investigación poseen una proyección internacional a través de proyectos como Europeana Archaeology. Además, los municipios de Santo Tomé (Baecula) y Mengíbar (Iliturgi) se han integrado en el Itinerario Cultural Europeo Ruta de los fenicios, del Consejo de Europa, con el producto turístico-cultural Tras las huellas de Escipión, el Africano, y se encuentran en fase de realización sus respectivos centros de interpretación.

Para más información

Fundación Palarq

Para saber más

El primer monasterio bizantino de la península Ibérica está en Alicante

El primer monasterio bizantino de la península Ibérica

Leer artículo

Compártelo