La decadencia de los oasis de la Ruta de la Seda

El cambio climático acabó con las civilizaciones fluviales de Asia Central

Un estudio cuestiona que las civilizaciones fluviales de Asia Central desaparecieran a causa de la invasión mongola de Gengis Khan y apunta al cambio climático como responsable último.

Oasis de Otrar

Foto: CC Yakov Fedorov https://bit.ly/3coTm3m

Tradicionalmente se ha culpado a la invasión mongola del siglo XIII de la desaparición de las civilizaciones fluviales que antaño florecieron en Asia Central, alrededor del Mar de Aral y de sus afluentes. Pero un nuevo estudio apunta a que la causa última de su decadencia fue el cambio climático, que redujo el caudal de los ríos e impidió la recuperación de los centros urbanos tras los ataques mongoles.

La invasión mongola sin duda jugó un papel en la desaparición de estos núcleos comerciales. No obstante, los investigadores señalan que en otras ocasiones -como la expansión árabe del siglo VII- las poblaciones pudieron recuperarse rápidamente de la devastación gracias a su condición de oasis en las grandes rutas comerciales. En cambio, cuando sufrieron el ataque de las hordas de Gengis Khan, las sequías prolongadas habían mermado su importancia como paradas en dichas rutas, afectando gravemente a su capacidad de recuperarse económicamente.

Oasis de Otrar. Vista aérea

Oasis de Otrar. Vista aérea

Vista aérea de Otrār (Kazajistan), que antaño fue un oasis comercial en la Ruta de la Seda.

Foto: CC Mikhail Gurulev https://bit.ly/39w9Qod

Datación por luminiscencia

El estudio, liderado por la Universidad de Lincoln, ha empleado una técnica conocida como datación por luminiscencia. Esta permite medir el tiempo transcurrido desde que un sedimento estuvo expuesto por última vez a la luz solar antes de quedar enterrado, lo que a su vez permite determinar hasta qué momento estuvieron activos los cauces fluviales y los canales de irrigación alrededor de los núcleos urbanos.

El equipo de científicos ha empleado esta técnica en los canales del oasis de Otrār, en el sur de Kazajistán, que entre los siglos VII y IX fue un núcleo comercial de la Ruta de la Seda. Los resultados han mostrado que a partir del siglo X y hasta el XIV, los cauces del río Sir Daria, sus afluentes y, en último término, los canales de irrigación que llevaban el agua al oasis, sufrieron una progresiva erosión que apunta a sequías cada vez más severas y prolongadas, que habrían sido la causa última de la decadencia de las civilizaciones fluviales de Asia Central.

Para saber más

Samarcanda, la legendaria capital del Imperio de Tamerlán

Samarcanda, la legendaria capital del Imperio de Tamerlán

Leer artículo