Un lecho de hace 200.000 años

La cama más antigua del mundo tenía repelente de insectos

Despertarse lleno de picaduras de insectos ya era un problema 200.000 años atrás. El descubrimiento de la "cama" más antigua conocida ha revelado que en esa época los seres humanos no solo sabían cómo dormir cómodos, sino que ya conocían trucos para mantener a los bichos a raya.

Border Cave, Sudáfrica

Foto: CC/ MADe

En una cueva de Sudáfrica se han descubierto evidencias de la “cama” más vieja conocida hasta la fecha: un lecho de hojarasca de unos 200.000 años de antigüedad según su descubridora, la arqueóloga Lyn Wadley de la Universidad de Witwatersrand. La sorpresa es que los restos también revelan lo que podría ser el repelente de insectos más antiguo de la historia, una combinación de cenizas y plantas aromáticas.

El estudio señala: “Hemos descubierto que hace al menos 200.000 años se usaban lechos de hierba para crear zonas confortables donde las personas que vivían en la cueva podían dormir y trabajar. En el fondo de la cueva se colocaban fajos de hierba sobre capas de ceniza que a menudo eran los restos de lechos anteriores quemados para mantener limpio el lugar”.

Hace al menos 200.000 años se usaban lechos de hierba para crear zonas confortables donde las personas podían dormir y trabajar.

El equipo encontró en la Border Cave evidencias de una primitiva “cama vegetal” junto con los restos aglutinados de madera quemada de alcanforero y hojas de alcanfor, una familia de plantas cuyo aroma puede ser usado como repelente de insectos; así como una capa de cenizas que habrían mantenido alejados a los bichos, ya que no pueden desplazarse fácilmente por ellas. Se han descubierto también evidencias de que estas “camas” vegetales eran quemadas con regularidad para evitar que se infestaran de parásitos.

Sudáfrica, la cuna de la humanidad

Los materiales de este lecho, analizados al microscopio, contenían hojas y madera mezclados con huesos y restos minerales que los investigadores describen como “de origen claramente antropogénico”, como pequeñas piedras afiladas que habrían podido servir de herramientas. Previamente a este descubrimiento, el lecho más antiguo conocido -ubicado también en Sudáfrica- tenía unos 77.000 años de antigüedad, por lo que este descubrimiento representa un gran salto en términos de la historia de las comodidades humanas.

Para saber más

Neandertales en su día a día

Neandertales

El canibalismo llegó con cambio climático

La temperatura subió varios grados, los hielos desaparecían de Europa y el nivel de los océanos ascendió varios metros, lo que provocó una escasez de las presas habituales y llevó a los antiguos pobladores del sur de Francia a practicar el canibalismo para poder sobrevivir

Leer artículo

Compártelo