Un medicamento básico

Antonio Ribera Blancafort, el padre del ibuprofeno

En la década de 1960, este bioquímico español tuvo la idea de crear un fármaco que combinara propiedades de distintos medicamentos. Nació así el ibuprofeno, uno de los remedios más usados hoy en día para tratar una gran variedad de dolencias gracias a su poder antiinflamatorio.

Antonio Ribera Blancafort

Foto: UIB

“Teníamos mucho interés en aprender inglés, porque nos hacía ilusión ir a Estados Unidos. Entonces él sacó una beca de verano para ir a trabajar a Nottingham, en Inglaterra, y le presentó el proyecto al director de investigación de la compañía. Y el director le dijo: Bien, pues vamos a hacerlo, a ver si tienes razón”. Y ciertamente, la tuvo.

“Él” era Antonio Ribera Blancafort, un investigador de la Universidad Complutense de Madrid. Quien habla recordando ese verano de 1961 es África de Madariaga, su entonces prometida y hoy viuda. “La compañía” era el grupo Boots, la farmacéutica que lo acogió en principio por un verano y donde terminó quedándose durante años. Y “el proyecto” era algo que ya llevaba un tiempo en la mente de Ribera: la síntesis de un medicamento que combinara las propiedades de otros fármacos sin los efectos secundarios de estos. El resultado llegó al cabo de unos años y cumplió todas las expectativas: nacía el ibuprofeno.

Antonio Ribera investigando en Inglaterra junto a sus compañeros de laboratorio.

Antonio Ribera investigando en Inglaterra junto a sus compañeros de laboratorio.

Foto: Archivo familiar

Una idea afortunada

El ibuprofeno es un medicamento tan utilizado gracias a que es a la vez antiinflamatorio, analgésico -supresor del dolor- y antipirético -es decir, hace disminuir la fiebre-. Esta combinación de características lo convierte en un remedio para un amplio abanico de dolencias cotidianas: aunque no cura el mal en sí, alivia los síntomas y permite sobrellevar la jornada; algo que necesitan muchas personas que padecen dolores cíclicos como migrañas o problemas menstruales. En el momento de su invención fue definido como “la superaspirina”, puesto que esta última tiene contraindicaciones en pacientes con ciertas enfermedades.

Pero en el año 61 esa era todavía una idea en la mente de aquel investigador de bioquímica en la Complutense, que vio en su beca la oportunidad logística de llevarla a cabo. “Allí maduró la idea, se la comentó al jefe de investigación, el doctor Peak, y él le propuso sintetizarla”, explica África de Madariaga. La oportunidad, sin embargo, llegaba a destiempo: “Podría hacerlo, pero es que cuando se termine mi beca tengo que volver, porque me caso en septiembre”, fue su respuesta. Pero Peak no solo insistió sino que, al saber que su prometida era también bioquímica, le propuso contratarles a los dos.

Cuando se inventó fue definido como “la superaspirina”, puesto que evitaba ciertas contraindicaciones de la aspirina en pacientes con ciertas enfermedades.

En aquel momento la investigación del grupo Boots se dirigía a la búsqueda de antiinflamatorios no esteroideos, con menos efectos secundarios que los esteroideos o corticoides. Estos últimos son más potentes, pero tienen importantes problemas que impiden su uso continuado; por ejemplo, se pueden utilizar durante un transplante para paralizar el sistema inmunológico y evitar el rechazo del órgano. Esto impide su uso para tratar dolencias crónicas como la artritis y su uso libre, como sucede con el propio ibuprofeno o la aspirina.

Sin embargo, el producto resultante superó las expectativas puesto que no solo era antiinflamatorio, sino también analgésico y antipirético. “Comprendimos que sería un buen medicamento porque tenía grandes propiedades”, afirma Madariaga aunque su marido, de quien destaca su modestia, no presumió en vida del que fue probablemente el mayor hito de su carrera de investigación. Fue un verdadero hallazgo que incluso tuvo aplicaciones tan inesperadas como tratar la resaca y que pronto se convertiría en un producto básico en un botiquín doméstico.

Antonio Ribera junto a sus hijas.

Antonio Ribera junto a sus hijas.

Foto: Archivo familiar

De vuelta a casa

En Nottingham trabajaron durante años y allí nació su primera hija. Su otro hijo hispano-inglés fue ese medicamento que pronto empezó a demostrar su eficacia. Aun así, al terminar la investigación decidieron regresar a España, muy a pesar el doctor Peak, como se deduce de la carta de recomendación que escribió para Ribera: “La marcha del doctor Ribera es una seria pérdida para mi plantilla”.

Más que por su descubrimiento, muchos conocen el nombre de Antonio Ribera Blancafort por haber sido el primer rector de la Universidad de las Islas Baleares -en aquel entonces Universidad de Palma de Mallorca-. Allí recalaron él y su esposa después de volver de Inglaterra, previo paso de nuevo por la Universidad Complutense de Madrid. El detalle curioso es que Ribera fue elegido rector sin haberse presentado para ello, puesto que el cometido que le habían encomendado era simplemente el de poner en marcha la universidad.

Aunque parezca paradójico, Ribera fue elegido rector sin haberse presentado para el puesto.

Ribera falleció en 1986 y, a pesar del reconocimiento del que siempre había gozado en el ámbito académico, la desaparición del “padre” del ibuprofeno no tuvo una gran repercusión mediática, tal vez por la modestia que destaca su esposa. Fue la muerte de un miembro del equipo de Boots en 2019, Stewart Adams, lo que desenterró su nombre: algunos medios ingleses llamaron a Adams “el inventor del ibuprofeno” porque su nombre era el primero en el registro de la patente; sin embargo, al contrario que sucede en otro tipo de documentos, en la patente es el último nombre -en este caso, el de Antonio Ribera- el que señala al autor intelectual del descubrimiento.

Fue entonces cuando África de Madariaga quiso dar a conocer lo que en círculos académicos ya se sabía, pero no así el gran público: el hallazgo de su marido y la historia de ese fármaco que este 2021 cumple 60 años.

Para saber más

Robert Koch, el cazador de bacterias

Robert Koch, el cazador de bacterias

Leer artículo

Temas Relacionados

Biografías

Compártelo