Yacimiento de Tel Arad

Los antiguos hebreos usaban cannabis en rituales religiosos

El estudio de los restos de materiales quemados en dos altares de este yacimiento cananeo han evidenciado el uso del cannabis en antiguos rituales religiosos.

Reconstrucción de la cella del santuario judaico de Arad.

Foto: Museo de Israel

El Instituto de Arqueología de la Unversidad de Tel Aviv, en Israel, acaba de publicar en su revista un interesante estudio sobre los antiguos rituales que se llevaron a cabo hace 2.700 años en un gran santuario descubierto en el antiguo yacimiento de Tel Arad,en los que al parecer jugaron un importante papel el incienso y el cannabis.

El yacimiento de Tel Arad empezó a ser excavado hace cincuenta años. Aquí, los arqueólogos descubrieron los restos de una ciudad fortificada cananita, así como evidencias de fortificaciones de tiempos de los reyes de Judá. El edificio más importante del lugar es un gran santuario cuya construcción, según algunos historiadores, se extiende desde el siglo X a.C. hasta el siglo VII a.C.

El edificio más importante de Tel Arad es un gran santuario en el que en 1963 se descubrieron dos altares de distinto tamaño, que ahora se han estudiado.

Los investigadores han comparado la estructura del santuario de Tel Arad con la descripción que la Biblia hace del Primer Templo de Jerusalén, erigido por el rey Salomón en el siglo X a.C. El templo de Tel Arad consta de un patio abierto, un área de almacenamiento, una estancia principal y un pequeño nicho o cella. En este santuario, los arqueólogos localizaron en 1963 dos altares de piedra caliza, de distinto tamaño, que ahora se conservan en el Museo de Israel, en Jerusalén.

Para saber más

El brasero y el esqueleto encontrados en la tumba M12.

Son los restos más antiguos de la historia

Consumo de marihuana hace 2.500 años

En una antigua necrópolis en la frontera entre China y Tayikistán, los arqueólogos han descubierto unos cuencos de hace 2.500 años con restos de piedras con hollín en los que, según un estudio que acaba de publicarse, se quemó cannabis, tal vez para usarlo en rituales funerarios.

Leer artículo

Cannabis en un altar

El estudio llevado a cabo recientemente de las sustancias localizadas en estos dos altares ha proporcionado interesantes resultados. Al parecer, los residuos descubiertos en el altar pequeño contenían cannabinoides activos (THC, CBN y CBD), lo que demuestra que las "inflorescencias" de cannabis se quemaron en ese altar, "posiblemente como parte de un ritual", según el estudio. Y las muestras procedentes del altar grande contenían triterpenos, como el ácido boswélico, que deriva del incienso.

Según estos resultados, "parece factible sugerir que el uso de cannabis en uno de los altares de Tel Arad tuvo un papel psicoactivo deliberado. El aroma del cannabis no es atractivo y no justificaría traerlo desde lejos", afirman los autores del estudio, los arqueólogos Eran Arie, Dvory Namdar y Barcuh Rosen. "El uso frecuente de materiales alucinógenos para fines de culto en el Próximo Oriente antiguo y más allá es bien conocido y se remonta a períodos prehistóricos", afirman.

Parece factible sugerir que el uso de cannabis en uno de los altares de Tel Arad tuvo un papel psicoactivo deliberado, sugieren los autores del estudio.

Ésta es la primera evidencia física de cannabis identificada en el Próximo Oriente Antiguo. "Sabemos que muchas culturas, como los Gaddi de los Himalayas, los Buganda en África o los Tenetehara de Brasil usaban alucinógenos para inducir algún tipo de éxtasis religioso", cuenta Eran Arie. Y sigue: "Nunca pensamos que en el reino de Judá tuvieran lugar ese tipo de prácticas de culto. El hecho de que hayamos descubierto cannabis en un santuario de ese período nos cuenta algo nuevo sobre las ceremonias religiosas que se llevaban a cabo en la época".

Utilizados por separado

El estudio también sugiere que algunas tribus antiguas usaron cannabis con propósitos terapéuticos. Por ejemplo se menciona el caso de los materiales hallados en 1993 en el entierro de una joven que murió al dar a luz y que fue enterrada en una cueva cercana a Jerusalén, donde se encontraron restos de cannabis que seguramente fue empleado para reducir el dolor del parto.

En el entierro de una joven que murió al dar a luz se hallaron restos de cannabis seguramente empleados para reducir el dolor del parto.

Otro aspecto destacable es la forma en que se usaron el cannabis y el incienso en el templo de Tel Arad. Según Robert C. Clarke, un etnobotánico independiente que no ha participado en este estudio, "lo que más me sorprende es que el cannabis se usara junto con el incienso, pero no mezclado ni con él ni con otros elementos vegetales. Esto implica que el uso de cada una de estas sustancias tuvo una connotación especial". El análisis del incienso descubierto en el altar grande de Tel Arad ha proporcionado, asimismo, información adicional sobre los ingredientes que se usaron para elaborarlo.

Para saber más

Ayahuasca chile

Hace más de 1.000 años...

Ayahuasca en la bolsa de un antiguo chamán

Fabricada con tres hocicos de zorro contiene la evidencia más antigua de preparación de ayahuasca en la historia.

Leer artículo

Temas Relacionados

Arqueología

Actualidad

Compártelo