El creador de un héroe de cómic

Albert Uderzo, el "padre" de Astérix

El dibujante Albert Uderzo, junto con el guionista René Goscinny, es uno de los creadores de las aventuras de los héroes galos más conocidos del mundo del cómic: Astérix y Obélix. Los personajes de sus aventuras se han convertido en toda una seña de identidad nacional francesa.

Albert Uderzo junto a dos personas disfrazadas de Astérix y Obélix

Foto: CordonPress

Fuentes de su familia han informado a la agencia France-Press que Albert Uderzo, el célebre creador (junto con su amigo René Goscinny) del personaje de Astérix, ha muerto este martes 24 de marzo a la edad de 92 años mientras dormía, como consecuencia de un paro cardíaco. La familia del genial dibujante también se ha apresurado a aclarar que dicha muerte no está relacionada con el coronavirus.

Astérix el galo

Albert Uderzo ya era un gran dibujante mucho antes de que Astérix, el famoso guerrero galo bajito y de bigotes amarillos, viera la luz. Uderzo ya había trabajado en publicaciones como Tintin y Pilote y en los periódicos France Dimanche y France Soir. En 1951, conoció al guionista e historietista René Goscinny, que acababa de llegar de los Estados Unidos. Juntos crearon multitud de personajes e historias que influirían profundamente en el cómic francés de los años cincuenta y sesenta.

El primer álbum de la saga de Astérix se tituló Astérix el galo, y sirvió de presentación de los principales personajes de la serie, que, con el paso del tiempo, irían evolucionando hasta adquirir una personalidad propia y bien definida: a Astérix siempre le acompañará su inseparable compañero de aventuras Obélix, un obeso personaje que sólo piensa en comer jabalíes y en zurrar a los romanos que se cruzan en su camino, el jefe de la aldea Abraracúrcix, el bardo Assuracentúrix y el druida Panorámix, que elabora la poción mágica que da una fuerza sobrehumana y que será indispensable para que nuestros héroes puedan vencer a los invasores romanos.

El primer álbum de la saga de Astérix se tituló Astérix el galo, y sirvió de presentación de los principales personajes.

Rene Goscinny y Albert Uderzo  durante el lanzamiento de la película de dibujos animados de Astérix el 16 de noviembre de 1967.

Rene Goscinny y Albert Uderzo durante el lanzamiento de la película de dibujos animados de Astérix el 16 de noviembre de 1967.

Foto: CordonPress

Autodidacta y amante de Walt Disney

La primera página de Astérix el galo se publicó el 1 de junio de 1959 en el número 0 de la revista Pilote. La serie se publicaría por entregas en esa misma revista desde su número 1, con fecha 29 de octubre del mismo año, hasta el número 38, publicado el 14 de julio de 1960, llegándose a vender más de 300.000 copias.

El propio Uderzo se sorprendió del éxito que alcanzaron las aventuras de Astérix y "los irreductibles galos". Según decía: "Es como si me preguntan por la receta de la poción mágica". El dibujante nunca pensó que sus cómics fueran a triunfar de ese modo, pero su trabajo y su constancia (junto con el buen hacer como guionista de Goscinny) acabarían catapultando a la fama a sus personajes.

El dibujante nunca pensó que sus cómics fueran a triunfar de ese modo, pero su trabajo y constancia acabarían catapultando a la fama a sus personajes.

Uderzo fue un dibujante autodidacta y un gran amante de los personajes de Walt Disney. Al finalizar la Segunda Guerra Mundial, dedicó su vida al cómic, creando sus primeros personajes a los que llamó Flamberge, Clopinard, Zartan o Belloy el Invulnerable.

Para saber más

Walt Disney, el padre de la "fábrica de sueños"

Walt Disney, el padre de la "fábrica de sueños"

Leer artículo

Consagrado a Astérix

Uderzo y Goscinny trabajaron durante un tiempo en diferentes proyectos, pero sería a partir del álbum de la saga de Astérix titulado El Escudo Arverno cuando Uderzo se consagró por completo al rubio héroe galo y abandonó definitivamente la creación de otros personajes.

El éxito conseguido con Astérix, animó a Uderzo y a Goscinny a crear, el 1 de abril de 1974, los estudios de animación Studios Idéfix (el nombre del perrito de Obélix) y en 1977, a medida que se publican álbumes, Astérix se convierte en el gran héroe del cómic francés. Pero el 5 de noviembre de 1977 la desgracia y la fatalidad golpearon de lleno a Albert Uderzo. Su querido amigo y compañero René Goscinny muere a los 51 años durante una prueba de esfuerzo mientras realiza un chequeo médico. Pero eso no significó el fin de Astérix: el gran talento de Uderzo permitió que a partir de entonces él mismo se ocupara de los guiones, así sus héroes sobrevivieron y pudieron seguir protagonizando nuevas aventuras.

El 5 de noviembre de 1977, su amigo y compañero René Goscinny muere durante una prueba de esfuerzo mientras realiza un chequeo médico.

Astérix junto a Panoramix el druida, Obélix y el pequeño perro Idefix.

Astérix junto a Panoramix el druida, Obélix y el pequeño perro Idefix.

Foto: CordonPress

El legado de Astérix y Obélix

Uderzo llegó a publicar siete álbumes de Astérix en solitario, hasta que en 2011 se retiró definitivamente, y lo hizo tras varios años de disputas y litigios familiares derivados de los derechos del personaje. Pero a pesar de esto, Astérix ha seguido publicándose, bajo la supervisión de Uderzo y gracias a que otros dibujantes y guionistas tomaron el relevo en el momento oportuno. Fue el caso del guionista Jean-Yves Ferri y del dibujante Didier Conrad, autores de Astérix y los pictos, El papiro del César, Astérix en Italia o La hija de Vercingétorix.

Astérix ha seguido publicándose, bajo la supervisión de Uderzo y gracias a que otros dibujantes y guionistas tomaron el relevo en el momento oportuno.

La retirada de Uderzo supuso que las aventuras de Astérix tal como él y Goscinny las concibieron cambiaran de forma radical. Astérix nació con la idea de entretener al lector juvenil, pero hoy se dirige tanto al público adulto como al infantil. Astérix, Obélix, Idéfix, Panorámix y todos los personajes que forman parte del mundo de Astérix, se han convertido de manera indiscutible en una parte inseparable de la cultura pop para más de una generación. Sus aventuras dentro de la Galia y fuera de ella han vendido más de 350 millones de ejemplares y se han traducido a más de un centenar de idiomas. Se han hecho adaptaciones cinematográficas, series de animación y cuatro largometrajes de acción real. A todo esto hay que añadir el merchandising, desde muñecos a cojines y alguna que otra tímida aportación a los videojuegos.

Las aventuras de Astérix dentro la Galia y fuera de ella han vendido más de 350 millones de ejemplares y se han traducido a más de un centenar de idiomas.

Según Uderzo, en una entrevista que concedió al periódico Le Figaro, el éxito de Astérix radica en la novedad y en el hecho de que tanto él como su inseparable Goscinny lograron colmar, álbum tras álbum, las expectativas de los lectores, y, a pesar de que los ingredientes eran muy conocidos, supieron crear argumentos cada vez más novedosos y siempre sorprendentes.

Para saber más

Hergé, el dibujante de Tintín y padre del cómic europeo

Hergé, el padre de Tintín

Leer artículo

Temas Relacionados

Biografías

Compártelo