Lucha y esperanza

15 lecciones de grandes activistas en derechos humanos

Desde los famosos discursos de Martin Luther King hasta la música de protesta de Mercedes Sosa, la historia es testigo de multitud de frases que, de alguna forma u otra, contribuyen a hacer de este mundo un lugar mejor.

Independientemente del color de piel, el nivel socioeconómico y el país en el que se habite, hay ciertos derechos que merecen protección universal: los conocidos como Derechos Humanos, que quedaron recogidos de forma oficial por primera vez en la Asamblea de la ONU de 1948.

Lamentablemente, la historia registra numerosos episodios en los que estos no se han cumplido, y justo en estos contextos de barbarie surgieron personajes, como Dolores Huerta o Desmond Tutu, que no dudaron en alzar la voz para luchar contra las injusticias. Estas son las frases más inspiradoras sobre derechos humanos.

1 /15
Ramsey Clark

Cordon Press

1 / 15

"Un derecho no es algo que alguien te da; es algo que nadie te puede quitar", Ramsey Clark.

Influenciado por la carrera política de su padre, Ramsey Clark fue abogado de los derechos humanos y fiscal general de Estados Unidos durante la presidencia de Lyndon B. Johnson. 

En este contexto, no tardó en convertirse en uno de los abogados más radicales del Departamento de Justicia, a menudo en desacuerdo con las opiniones prevalecientes sobre la aplicación de la ley de derechos civiles. Algo que le hizo ganarse muchos enemigos: entre ellos, Richard Nixon, quien prometió un nuevo fiscal general si era elegido.

Efectivamente, así sucedió, pero la retirada de la vida política le permitió dedicarse plenamente a su pasión por la defensa de los derechos humanos. Para Ramsey Clark, el crimen en Estados Unidos surgía de los efectos deshumanizantes de la pobreza, el racismo, la ignorancia y la violencia. Además, argumentaba habitualmente que el país necesitaba abordar esos problemas a través de la educación.

"Es porque soy tan testaruda que todavía insisto en cambiar el mundo", Mercedes Sosa.

Cordon Press

2 / 15

"Es porque soy tan testaruda que todavía insisto en cambiar el mundo", Mercedes Sosa.

También conocida como 'La Negra', esta cantante oriunda de Tucumán (Argentina) no solo fue conocida por ser la máxima representante del folclore musical latinoamericano, con éxitos como 'Gracias a la vida' o 'Alfonsina y el mar', sino también por su ferviente compromiso con los derechos humanos y la integración internacional.

Su carrera se desarrolló en unos años complejos para la política de su país y de sus vecinos: durante los años del régimen militar argentino (1976-1983), su música fue prohibida y ella fue perseguida, lo que le obligó a exiliarse en París y en Madrid. 

No fue hasta 1982, con el auge de la crisis del "Proceso de Reorganización Nacional" tras la derrota en Malvinas, cuando Sosa volvió a su país con una actuación triunfal en el Teatro Ópera de Buenos Aires, y con una nueva dimensión mayor a la que tenía antes de partir del país.

Sylvia Rivera

Cordon Press

3 / 15

"Tenemos que ser visibles. No debemos avergonzarnos de quienes somos", Sylvia Rivera.

De madre venezolana y padre puertorriqueño, Sylvia Rivera fue una de las principales activistas del movimiento LGBTQ en Estados Unidos desde la década de los 60 hasta su muerte.

Tras pasar una temporada viviendo en las calles de Nueva York, conoció a Marsha P. Johnson, junto con quien protagonizó los disturbios de Stonewall del 28 de junio de 1969, una serie de enfrentamientos por los derechos de los homosexuales que dan origen al Día del Orgullo. 

Se atribuye a Rivera la inclusión de la 'T' en las siglas LGBTQ, ya que través de sus esfuerzos, la comunidad gay y lesbiana finalmente se expandió para luchar también por los derechos de las personas trans y queer.

Peter Benenson

Cordon Press

4 / 15

"La vela no arde por nosotros, sino por todos aquellos a quienes no conseguimos sacar de prisión", Peter Benenson.

El 28 de mayo de 1961, se publicó en el periódico The Observer un artículo titulado "Los presos olvidados" y firmado por el abogado británico Peter Benenson. Ese hito marca el nacimiento de Amnistía Internacional, una de las organizaciones de derechos humanos más grandes del mundo.

Benenson dedicó su vida a la idea de hacer un mundo mejor: a los 16 años, comenzó su lucha recaudando fondos para atender las necesidades de los huérfanos de la Guerra Civil en España, para más tarde terminar orientando su carrera de activista a la defensa de aquellas personas que son encarceladas por sus ideas, objetivo por el cual fundó Amnistía Internacional.

Aunque en los últimos años de su vida no estuvo en el día a día de la organización, inspirado por el proverbio chino que dice "más vale encender una vela que maldecir la oscuridad" decidió que el símbolo del movimiento sería una vela rodeada de alambre de espino.

Laverne Cox

Cordon Press

5 / 15

"No pasa nada si una persona desea expresar su identidad de género de forma diferente. No merece ser víctima de violencia. Y si a alguien le incomoda, que mire en su interior", Laverne Cox.

Laverne Cox es una de las mujeres trans de la industria cinematográfica que más "primeras veces" acumula. En particular, fue la primera persona abiertamente transgénero en ser nominada a un premio Primetime Emmy en 2014 por Orange Is the New Black, y fue la primera persona transgénero en ganar un Daytime Emmy en 2015 como productora.

Desde que se comenzara a destacar en el mundo del entretenimiento, ha utilizado su voz de forma incansable para defender los derechos de la comunidad LGBTQ+. Un ejemplo fue el discurso que ofreció en la Universidad de Indiana titulado Ain't I a Woman ("No soy una mujer"), en el que no solo insistió a la audiencia a tener conversaciones difíciles para educar a otros, sino también pronunció las palabras que aquí se destacan.

Martin Luther King

Cordon Press

6 / 15

"Comprométete con la noble lucha por los derechos humanos. Harás una mejor persona de ti mismo, una gran nación de tu país y un mejor mundo para vivir", Martin Luther King.

Autor también del famoso discurso I have a dream ("Tengo un sueño"), Martin Luther King es el máximo referente de la lucha por los derechos civiles en Estados Unidos.

A diferencia de algunos de sus contemporáneos, King descartaba la violencia como mecanismo de presión. Esta firme convicción no le libró, sin embargo, de ser arrestado en diversas ocasiones cuando participaba en manifestaciones pacíficas.

La más destacada de estas fue la de 1963, una campaña a favor del derecho a votar de los ciudadanos negros y de acabar con el racismo y conseguir una mejor educación. Las acciones llevadas a cabo le hicieron merecedor del Premio Nobel en 1964, mismo año en que se aprobó la Ley de Derechos Civiles, que prohibió la discriminación de cualquier ciudadano en lugares públicos, instalaciones y empleo.

Cordon Press

7 / 15

“La esperanza es una emoción muy rebelde”, Gloria Steinem.

Oriunda de Toledo, Ohio (Estados Unidos), Gloria Steinem es una feminista y activista política que jugó un papel fundamental en el movimiento de liberación de la mujer de finales del siglo XX y principios del XXI. 

Tras graduarse en el Smith College, en Massachusetts, comenzó su carrera como escritora y periodista en la ciudad de Nueva York, y destacó por tener una posición crítica sobre la sociedad y cómo esta oprimía a las mujeres, especialmente en cuestiones de sexo. 

Así, se convirtió en una defensora elocuente de los derechos de las mujeres y con ello rindió homenaje a su abuela paterna, quien había sido presidenta de la Asociación de Sufragio Femenino de Ohio de 1908 a 1911. 

Desmond Tutu

Cordon Press

8 / 15

"Para las personas oprimidas es importantísimo saber que no están solas. Nunca dejen que nadie les diga que lo que ustedes hacen es insignificante", Desmond Tutu.

De ascendencia xhosa y tswana, Desmond Tutu fue un clérigo anglicano que ganó el Premio Nobel de la Paz en 1984 por su papel fundamental en la oposición al apartheid en Sudáfrica

Durante la década de los 70, se convirtió en el primer sudafricano negro en ocupar el cargo de deán de la Catedral de Santa María en Johannesburgo, una posición que utilizó para llamar la atención nacional e internacional sobre las injusticias del apartheid.

Fue él mismo quien difundió la idea de Sudáfrica como "la Nación del Arcoíris", y en 1995, el presidente sudafricano Nelson Mandela lo nombró jefe de la Comisión de la Verdad y la Reconciliación, dedicada a investigar las denuncias de abusos contra los derechos humanos durante la era más oscura de la historia del país.

Dolores Huerta

Cordon Press

9 / 15

"Cada minuto es una oportunidad para cambiar el mundo", Dolores Huerta.

Nacida en Nuevo México en 1930, Dolores Huerta es una activista y líder sindical cuya lucha por los derechos de los trabajadores agrícolas migrantes en Estados Unidos dio origen al establecimiento de la Unión de Trabajadores Agrícolas de América.

A finales de la década de 1950, conoció a César Chávez, junto con quien coordinó boicots que obligaron a los productores agrícolas a mejorar las condiciones de los trabajadores migrantes, y que más tarde ayudarían a crear el clima nacional que llevó a la aprobación en 1975 de la primera ley que reconoció los derechos de los trabajadores agrícolas de California a negociar colectivamente.

Nelson Mandela

Cordon Press

10 / 15

"Privar a las personas de sus derechos humanos es poner en tela de juicio su propia humanidad", Nelson Mandela.

Nelson Mandela fue el primer presidente negro en la historia de Sudáfrica: un cargo que ostentó tras pasar un período en la cárcel a raíz de su incansable lucha por poner fin al sistema de segregación racial del apartheid del país.

Durante la década de los 50, Mandela adoptó una posición no violenta de protesta contra las leyes discriminatorias, pero a partir de la masacre de sudafricanos negros desarmados en 1960, Mandela abandonó su postura y comenzó a abogar por actos de sabotaje contra el régimen sudafricano, lo que llevó a ser condenado a cadena perpetua en 1964. 

A lo largo de su encarcelamiento, Mandela conservó un amplio apoyo entre la población negra de Sudáfrica, y entre la comunidad internacional que condenaba el apartheid. Esto, sumado a la crisis política que vivió el país a principios de los 80, hizo que se iniciaran las negociaciones entre Mandela, que fue excarcelado, y F. W. de Klerk, entonces presidente de Sudáfrica, para finalizar el apartheid y comenzar una transición pacífica hacia el gobierno de la mayoría. Un hito que les hizo ganar el Nobel de la Paz en 1993.

Bob Marley

Cordon Press

11 / 15

"Levántate, en pie, defiende tus derechos. Levántate, en pie, no dejes de luchar", Bob Marley

Conocido por sus éxitos 'No Woman No Cry' (1974) o 'Is this love' (1978), el máximo exponente de la escena reggae no solo fue un músico excepcional, sino que también tuvo una faceta activista muy destacada. 

Gracias a su fama internacional logró dar voz, con canciones como 'Get Up, Stand Up' (1973), a la lucha por los derechos de los afrodescendientes y la igualdad racial en Jamaica y en todo el mundo. Además, participó en numerosos conciertos benéficos para concienciar sobre problemas como la pobreza y la opresión

Su muerte prematura, a los 36 años, a causa de un cáncer no le impidió continuar siendo un referente en el movimiento por los derechos humanos: su mensaje ha quedado impregnado en su música y sigue inspirando a personas de todo el mundo.

Robin Williams

Cordon Press

12 / 15

"No importa lo que te diga la gente: las palabras y las ideas pueden cambiar el mundo", Robin Williams.

Reconocido por sus papeles en 'El indomable Will Hunting' o 'El club de los poetas muertos', Robin Williams fue un célebre actor y comediante estadounidense. Pero más allá de sus interpretaciones, fue conocido por buscar provocar siempre una sonrisa en los demás.

Mientras sus fans solo tenían acceso a su faceta más divertida, Williams sufrió durante años una profunda depresión que se agravó por el consumo excesivo de drogas. Su situación personal, sin embargo, no le impidió continuar dedicándose plenamente a los demás.

Ahora, cuando han pasado 10 años desde su suicidio en Tiburón (California), los mensajes esperanzadores y brillantes de Williams han quedado impregnados en los personajes a los que interpretó.

Elie Weisel

Cordon Press

13 / 15

"La neutralidad ayuda al opresor, nunca a la víctima. El silencio alienta al torturador, nunca al torturado", Elie Weisel.

Nacido en 1928 en el seno de una familia judía, Elie Wiesel fue deportado a Auschwitz durante la Segunda Guerra Mundial, donde su madre y una hermana fueron asesinadas.

Él fue el único de su familia en sobrevivir al Holocausto, y tras finalizar la guerra se trasladó a Francia para estudiar en la Sorbona, época a partir de la cual comenzó su carrera como escritor

Todas sus novelas están ligadas, de una forma u otra, a sus experiencias como sobreviviente del Holocausto. Una vez instalado y naturalizado en Estados Unidos, se convirtió en un destacado conferenciante sobre los sufrimientos experimentados por los judíos. Además, transformó esta preocupación personal en una condena universal de toda violencia, lo que le hizo ser merecedor del Premio Nobel de la Paz en 1986.

Noam Chomsky

Cordon Press

14 / 15

"Si no creemos en la libertad de expresión para las personas que despreciamos, no creemos en ella en absoluto", Noam Chomsky.

Nacido en Filadelfia (Pensilvania), en una familia judía de clase media, Noam Chomsky es un lingüista que revolucionó las teorías tradicionales de su campo. Pero además, a lo largo de su extensa carrera ganó seguidores en todo el mundo como disidente político por sus análisis en torno a la política estadounidense.

Dio inicio a esta faceta cuando tenía tan solo 10 años y escribió un editorial para el periódico de su escuela analizando la caída de Barcelona en la Guerra Civil Española y el ascenso del fascismo en Europa. Más tarde, durante la década de los 60, abandonó la teoría y se involucró directamente en las protestas contra la guerra de Vietnam.

Como miembro de la clase intelectual, Chomsky ha estado siempre comprometido con el derecho a la libertad de expresión y de información, algo que ha dejado claro en todas sus obras, entre las que destaca La economía política de los derechos humanos (1979).

Harriet Tubman

Cordon Press

15 / 15

"Cada gran sueño comienza con un soñador. Siempre recuerda que tienes dentro de ti la fuerza, la paciencia y la pasión por alcanzar las estrellas y cambiar el mundo", Harriet Tubman.

Escapó de la esclavitud en el sur de Estados Unidos y se convirtió, antes de la Guerra Civil, en una destacada líder abolicionista que consiguió la huida de docenas de personas esclavizadas hacia el norte del país gracias a su astucia

Durante la década de 1860, se estima que Tubman habría guiado a más de 300 personas fuera de la esclavitud, apoyándose de estrategias creativas -como la de escapar los sábados por la noche, ya que no aparecería en los periódicos hasta el lunes- y de su extraordinario coraje.

Después de la Guerra Civil, Tubman se estableció en Auburn (Maryland) y comenzó a acoger a huérfanos y ancianos en un establecimiento al que llamó "Hogar Harriet Tubman para Negros Ancianos Indigentes". Allí encontró cierta paz, tras muchos años de persecución por parte de los propietarios de esclavos, y se dedicó también a varias otras causas sociales, incluido el sufragio femenino.