Un presidente en el exilio

AP 640404014
AP 640404014

Foto: AP

Cuando Joao Gulart ascendió a la presidencia de Brasil en 1961, adoptó un conjunto de medidas socialistas tales como una gran reforma agraria, por la cual se procedía al reparto de tierras no utilizadas, un incremento del impuesto sobre la renta, una campaña de alfabetización y la exigencia a las empresas multinacionales de reinvertir sus beneficios en el territorio. Sus políticas encontraron la oposición de los partidos derechistas en el congreso, y las fuerzas armadas dieron un golpe de estado en 1964 por el cual el presidente fue expulsado del país y tuvo que exiliarse en Uruguay. En la imagen se le puede ver a su llegada a Montevideo en abril de 1964. La dictadura militar en Brasil se alargaría hasta las elecciones democráticas de 1985.

Compártelo